¿Adicto al trabajo? Tips para vivir una jornada laboral saludable

jornada laboral saludable

Por Marien Garza
Miembro del consejo consultor de nutriólogos de Herbalife Nutrition

Una empresa socialmente responsable es la que también ayuda a que sus empleados puedan tomar decisiones inteligentes sobre el consumo de sus alimentos e, inclusive, la que promueve distintos programas de salud que contribuyen favorablemente la productividad y el bienestar de las personas.

En México la jornada laboral promedio por empleado es la más extensa de los 36 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y el Producto Interno Bruto (PIB) por hora trabajada y el PIB per cápita se ubican entre los más bajos del mundo.

Es por eso que, para evitar patologías relacionadas con las extenuantes jornadas laborales, se debe evitar la adicción al trabajo o lo que en el idioma inglés se conoce como ser workaholic.

En la actualidad, diversos estudios científicos definen la adicción al trabajo como una compulsión o una necesidad de trabajar incesantemente. Sólo existen algunas medidas para identificar la adicción al trabajo como las escalas de evaluación psicológicas y, sin embargo, las consecuencias sobre la salud son poco exploradas.

Una investigación publicada por la Universidad del Sur de Dinamarca indica que la adicción al trabajo se asocia con niveles más altos de estrés, calidad de vida muy reducida, tendencia a trabajar a pesar de la fatiga y enfermedades crónicas. De ahí la importancia de buscar un espacio sano para desempeñarse profesionalmente que permita mantenerse alejado de la adicción al trabajo.

Estas son algunas recomendaciones para que vivas una jornada laboral saludable:

· No vivas sentado. El Dr. Robert Graham, director de salud y bienestar del Sistema de Salud de Northwell, en Nueva York, asegura que las personas que trabajan detrás de un escritorio deben pararse o caminar durante al menos dos horas al día. Esta actividad física evitará riesgos en la salud relacionados con el sedentarismo, ya que no sólo es físicamente positiva, sino que también mejora la concentración y la productividad.

Cuidar nuestra postura es muy importante para reducir lesiones y estrés muscular. Es por ello que en algunas empresas ya se emplean escritorios de pie.

Desde 2012, en la literatura científica se ha evaluado la implementación de Programas Activos para el Lugar de Trabajo, que ofrecen una serie de beneficios potenciales tanto para la organización como para los empleados. Entre éstos se encuentran la reducción del ausentismo y la rotación de personal, el aumento de la productividad y la creación de una fuerza de trabajo más sana, feliz, con mayor moral y un mejor equilibrio entre su vida personal y profesional.

· Trabaja en lugares limpios. El ambiente laboral sí importa. De acuerdo con algunos especialistas, tener una oficina con colores agradables, buena ventilación, temperatura templada y luz adecuada ayudará a mejorar tu desempeño en el trabajo. Tener plantas de ornato ayuda a la estética y oxigena el lugar donde laboras. Llevar la naturaleza a la oficina puede ser una excelente manera de inspirarnos, promover nuestra creatividad y crear una sensación de bienestar.

· Cuida los tiempos de descanso. Uno de los puntos clave y que no debes hacer en el trabajo es comer en tu escritorio. Sin duda, es importante que todo el tiempo te mantengas hidratado e ingieras algún aperitivo mientras trabajas, pero hazlo fuera del lugar de trabajo. La recomendación es ingerir alimentos en el área del comedor donde los empleados puedan preparar sus alimentos, convivir con sus compañeros y distraerse un momento.

· Descansa activamente. En los últimos años, el concepto de descanso activo ha cobrado notoriedad. La hipótesis de este término se basa en que el ejercicio moderado permite a las personas recuperarse más fácilmente del cansancio. Sin embargo, muchos empleados pasan su tiempo de comida revisando correos electrónicos o jugando en la computadora.

Un grupo de investigadores de la Universidad Ocupacional y de la Salud Ambiental de Japón solicitó a 59 empleados que realizaran ejercicio durante diez semanas en su hora de almuerzo, en lugar de mandar mensajes o estar en la computadora. Los resultados sobre el descanso activo fueron innovadores, ya que las personas que participaron en este experimento social aumentaron su nivel de conciencia sobre la salud e incrementaron su actividad física no sólo en el trabajo, sino también durante el tiempo libre.

Recuerda que para encontrar la paz y el equilibrio entre nuestra vida personal y profesional, debemos propiciar un entorno más saludable y feliz.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *