Adictos al trabajo: ¿benefician o afectan la productividad de una empresa?

irma-flores

Por Irma Flores
Especialista en Management y Directora General de Red Ring
Twitter: @irmafloresr

En la actualidad, es frecuente que las personas se hagan adictas al trabajo como resultado de la alta productividad que el mundo laboral nos exige, además de los deseos de escalar en un mundo muy competitivo. Por esta razón es que socialmente siempre han sido bien vistos todos aquellos colaboradores que se consagran a su trabajo. De esta forma, se dice que son workaholics, workahólicos o adictos al trabajo todos aquellos que manifiestan una necesidad excesiva o incontrolable de trabajar.

Pero, ¿cuáles son los signos de un empleado adicto al trabajo?

1. Creen que trabajar más de 12 horas está bien y no solamente eso, piensan que todos deberían trabajar bajo ese ritmo.
2. Faltan a todo festejo o reunión fuera del área de trabajo.
3. Dejan de tener amigos, solamente tienen “compañeros de trabajo”.
4. En su tiempo libre pierden interés de la vida íntima o del esparcimiento con amigos, solamente quieren descansar.
5. Son sedentarios como consecuencia de su larga jornada laboral, descuidan su salud y abandonan cualquier tipo de ejercicio.
6. Poco “saludables”, no tienen horarios de comida y comen lo primero que encuentran -si es que comen-. Por consiguiente, tienden más al sobrepeso.
7. Duermen en todo lugar: transporte público, algún festejo, cine o teatro.
8. Su conversación tiene un solo tema: su trabajo.
9. No se separan del celular o de cualquier otro gadget que les permita estar “conectados”, así sea en la hora de comida o en medio de una plática o festejo.
10. Ganan dinero pero no tienen tiempo de salir y tomar una buena decisión para invertirlo o disfrutarlo.

¿Beneficia a la empresa que un empleado sea adicto al trabajo? ¿Por qué?

Muchas compañías pensarían que es ideal contar con una plantilla de empleados con estas características; sin embargo, no es así ya que el trabajo suele verse afectado principalmente si éstos se encuentran en puestos directivos, dado que quien presenta esta patología generalmente lo manifiesta a través de comportamientos obsesivos relacionados con el trabajo duro y la incapacidad para relajarse después de trabajar, mismos que suelen transmitir a sus demás colaboradores o compañeros de trabajo, generando así ambientes laborales hostiles y fatigosos, poco favorables para la productividad, la creatividad y generación de ideas.

¿En qué perjudica a las compañías que un empleado trabaje mucho tiempo?

A largo plazo afecta directamente en la productividad y desempeño de los colaboradores y, por ende, en el cubrimiento de los objetivos de la empresa; Diversos estudios indican que los empleados denominados como workahólicos sufren consecuencias negativas, tales como crisis personales, familiares y enfermedades relacionadas con el estrés, cardiovasculares, gástricas y musculares.

Mantener un equilibrio entre la vida personal y la laboral es indispensable para lograr un estilo de vida saludable, que redunde en un alto rendimiento y crecimiento personal y colectivo. Es necesario entender que la adicción al trabajo es tan perjudicial como cualquier otra adicción.

¿Cómo puede solucionarse este problema?

• Rechaza sentirte culpable cuando no trabajas.
• Ponte un horario tope para terminar de trabajar. ¿Qué te parece 7 u 8 de la noche?
• Planifica el tiempo de recreación como si fuera un compromiso importante, selecciona actividades que puedas compartir con tu familia y amigos.
• Haz ejercicios en algún momento del día.
• No evites ningún evento social con la familia (cumpleaños, fiestas con amigos o familiares, partidos de fútbol).
• Sé capaz de decir frases como: “No sé”, “Me equivoqué”, “Perdón”, “No puedo”, “Necesito ayuda”, “No recuerdo”, “No entiendo”.
• Sé consciente de que otras personas tienen límites por más rápido o eficientes que seamos, el día dura sólo 24 horas.
• Aprende a rechazar responsabilidades o requerimientos. Podemos decir NO sin sentirnos culpables.
• Podemos demorar o delegar un trabajo cuando sea necesario.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>