¿Cómo fomentar cultura y compromiso en las empresas?

luis-gonzalez-aspuru

Por Luis González-Aspuru
Team leader de ASGAR Corporation
Twitter: @aspurulu

Un trabajo idealizado se forma de líderes inspiradores con objetivos de equipo.

Las organizaciones son como las personas: tienen un modelo de valores (identificados o no) que las distinguen. Es muy común que ese modelo se haya creado sin control y sin ningún plan, lo más seguro es que sean una “copia” de los valores personales del líder o fundador. La realidad es que es extremadamente importante tener control de ello.

Pero, ¿qué es la cultura en una empresa? Se define como aquellas cosas no tangibles que componen el comportamiento de la misma o de las personas dentro de ella. Se compone de diferentes elementos: propósito superior, misión, visión, valores y filosofía empresarial.

Todo lo anterior define la cultura. Y es a través de vivir esa cultura que los colaboradores buscan o no pertenecer a esa organización.

Por ejemplo, ¿Por qué todos quieren trabajar en Google? Es debido a que lo que transmite como empresa se alinea con la forma de pensar moderna y juvenil de las personas. Google se sigue posicionando como la mejor empresa para trabajar en rankings como Fortune 500 y Glassdoor.

Edgar Helou Helo, director de Google for Work, compartió en el Caribe Biz Forum 2015, en Barranquilla, la función de su dependencia, su filosofía, la tecnología que la soporta, qué tipo de empleados necesita la compañía y qué tipo de compañía necesitan los trabajadores del planeta, enfatizando que el mayor esfuerzo se ha centrado en el valor de su personal cuya premisa fundamental es multiplicar las interacciones y no centrarse en que son empleados sino emprendedores.

Muchas organizaciones se quejan de la falta de compromiso o lealtad por parte de sus colaboradores. Es normal que como empresarios queramos mantener al gran talento el mayor tiempo posible, pero ¿no será responsabilidad de las propias organizaciones?

Lo primero que debemos hacer es definir la cultura que queremos tener. No importa si la que tienes es correcta o no, lo que importa es que logres poner en palabras claras y concisas lo que buscas culturalmente con tu organización.

La definición clara de la filosofía empresarial (misión, visión y valores) te ayudará a ir encontrando eso que estamos buscando. Sin embargo, hay que tener cuidado. Este proceso no es fácil ni rápido. Te recomiendo buscar algún experto que te guíe en el proceso.

Es muy fácil generalizar o querer todo. El significado de las palabras debe ser directo, claro y aplicable. Debes lograr que se entienda lo que quisiste decir y sobre todo mostrar ejemplos de lo que significa en la vida cotidiana de tus colaboradores.

Después viene la aplicación. Todo deberá girar alrededor de lo anterior: el tipo de producto y servicio, tus clientes, tus proveedores, el perfil de tus colaboradores, pero sobre todo tus decisiones, comportamientos y acciones.

Un líder incongruente no genera pasión ni lealtad. Una empresa sin filosofía clara estará condenada a vivir con un desfile de colaboradores sin ningún compromiso real hacia la organización.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>