Emocracy: La decisión de compra basada en las emociones

qué es el emocracy

Por Ricardo Ortiz
Vicepresidente ejecutivo de Grupo Mayo

Hace mucho que la toma de decisiones de los consumidores no sólo se concentra en el precio, la calidad o el reconocimiento que tiene una marca. Los consumidores de ahora rigen sus decisiones, principalmente, a través de emociones.

Esta nueva tendencia se denomina emocracy y nace de la fusión de dos palabras inglesas: democracy (democracia) y emotion (emoción).

Este término fue aplicado inicialmente en el campo político, pero pronto se trasladó hacia el marketing y la publicidad, refiriéndose a que los consumidores toman decisiones basadas en el aspecto emocional o sentimental.

Algunas investigaciones demuestran que las emociones tienen un gran impacto en la forma de interactuar entre las marcas y los consumidores y que la empresa, a través de sus estrategias, puede establecer conexiones duraderas con los consumidores utilizando experiencias para crear emociones positivas.

Si bien en el campo de la publicidad se vuelve fundamental que una estrategia considere el factor emotivo, ésta no puede darse de manera aislada. Para una marca es vital conocer el comportamiento del público al que se dirige para llegar a impactarlo.

Los especialistas en publicidad se deben colocar en la mente del consumidor y descifrar qué es lo que quiere, cómo y cuándo lo quiere. Cuando esto se tiene claro, el mensaje debe adaptarse y mostrarse potente sin necesidad de ser agresivo o repetitivo. El factor determinante radica en cómo ayudas a tu público y cómo lo haces sentir.

A menudo, la experiencia que se brinda es el factor determinante que hace que los clientes vuelvan, se multipliquen y hasta recomienden una marca. No sólo basta con que la conozcan, sino también que la perciban como cercana.

Cuando las marcas y las empresas interiorizan la manera en que el público se mueve y muestra sus preferencias, entienden también que el trabajo se vuelve complejo y volátil, y en este escenario es difícil establecer líneas divisorias. Por ello, un aliado estratégico que conozca el mercado y enfoque su mirada en lo que el público espera resulta totalmente trascendental.

A través de una estrategia 360, siempre se busca conectar con las audiencias de una manera sostenida, trabajando historias de impacto con un storytelling convincente o brindando información importante a través del contenido de marca. Sólo así lograremos consolidar el mensaje: sencillo, contundente y bien dirigido que redunde en el crecimiento de la marca.

Finalmente, podría decirse que el emocracy es una tendencia que indica que el público se está comportando diferente y que prioriza la forma como se siente e identifica. Además, es una forma de retar a las agencias de publicidad a que realicen campañas cada vez más atractivas que impacten a las audiencias y puedan incluirlas en un propósito más grande.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>