Flexibilidad laboral para un buen clima organizacional

recursos humanos Boehringer

Por Édgar Díaz Ramírez
Director de recursos humanos de Boehringer Ingelheim México y Centroamérica
Twitter: @BoehringerMX

Contar con un buen clima laboral es indispensable para el funcionamiento eficaz de las empresas; por ello, las organizaciones diseñan diversas estrategias de integración, inducción y bienestar para sus empleados con el propósito de dar a conocer su cultura corporativa y generar un ambiente de trabajo favorable que repercuta positivamente en la productividad y el cumplimiento de los objetivos de negocio.

En los últimos años, el grado de estrés en los individuos ha sido un factor que ha incrementado notoriamente, constituyendo una amenaza para la salud mental y física de los trabajadores y, en consecuencia, repercutiendo en el clima organizacional.

Cuando pensamos en estrés, lo primero que nos viene a la mente son problemas financieros y laborales; sin embargo, para muchas personas esto comienza desde el momento en que salen de casa y se dirigen a su lugar de trabajo.

Y es que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los traslados que a diario se realizan en la zona metropolitana del Valle de México para acudir al centro laboral, el 36.6 por ciento dura hasta media hora; el 58.1 por ciento tarda 31 minutos o más y el 5.3 por ciento emplea más de dos horas.¹

Los trabajadores que deben recorrer largas distancias, ya sea en transporte privado o público, a diario se enfrentan a situaciones de tráfico, conglomeraciones y accidentes que los llevan a vivir estrés y experimentar un sentimiento de pérdida de tiempo que afecta su salud, rendimiento y relaciones personales.

Cambiar este panorama es posible si las empresas concedieran una mayor flexibilidad a sus empleados para poder realizar sus tareas sin tener que estar físicamente tantas horas en la oficina, por ejemplo, instaurando programas de trabajo remoto (el cual podría hacerse desde casa -el conocido home office– o desde algún otro sitio donde el colaborador pueda conectarse a la red de la empresa y llevar a cabo sus labores), cuyos beneficios potenciales van desde mayor motivación, reducción de costos, sostenibilidad ambiental, atracción y retención de talento hasta fomentar una cultura más humana y contrarrestar el ausentismo laboral.

Facilitar esta flexibilidad requiere un cambio de actitud importante en los tomadores de decisiones, pues debemos tener mayor confianza en la responsabilidad y el compromiso de nuestros empleados y, por supuesto, dotarles de los medios para que realicen su trabajo bajo este esquema.

En años recientes, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) declaró que la movilidad empresarial incrementa hasta en un 28 por ciento la productividad al eliminar tiempos de traslado que, en ciudades como la CDMX, pueden alcanzar hasta cinco horas al día, generando mayor satisfacción en materia de equilibrio entre vida personal-trabajo, así como un menor nivel de estrés.

De hecho, en la empresa donde laboro hemos detectado que varios de nuestros colaboradores invierten en promedio una hora en trasladarse hasta la oficina, por lo que desde hace más de un año implementamos un lineamiento de Estilos de Trabajo Flexibles, que les permiten elegir entre un trabajo remoto (la mayor parte del tiempo fuera de oficina y con visitas esporádicas para reuniones o eventos), móvil (la mayor parte del tiempo en oficina y una o dos veces por semana desempeñando el trabajo fuera de las instalaciones) y residente (el 100 por ciento del tiempo en oficina), así como optar por tres horarios de trabajo (lunes a jueves de 7:00 a 16:00hrs, de 8:00 a 17:00hrs o de 9:00 a 18:00hrs y viernes de 7:00 a 13:00hrs, de 8:00 a 14:00hrs o de 9:00 a 15:00hrs).

Ante esta medida, hemos hallado una incidencia positiva en el estado de ánimo, disposición y productividad de los empleados, además de que hemos sido rankeados, por parte de nuestros colaboradores, como una de las mejores empresas para trabajar. Sin duda, buscar nuevas formas de gestión empresarial, así como mecanismos o herramientas que favorezcan la motivación laboral, aumenta el rendimiento y la productividad de los trabajadores y puede ser la clave del éxito para las organizaciones de cualquier giro o tamaño. Sin embargo, no hay que olvidar que la posibilidad de disfrutar cada una de las labores también está sujeta al desempeño y resultados de cada colaborador; por eso, como mencionaba, en la relación empresa-empleado debe haber madurez y confianza.

Algunos consejos para iniciar un programa de estilos de trabajo flexibles en una empresa son:

Evaluar si se cuenta con la estructura y herramientas tecnológicas adecuadas.

Evaluar qué tareas y cuántas personas de la organización son candidatas o se pueden ver beneficiadas con este formato.

Establecer objetivos y comunicarlos de manera puntual.

Crear una política empresarial aterrizada al trabajo remoto, dejando claras las reglas del juego.

Instaurar periodos de prueba para evaluar la respuesta y el compromiso de los colaboradores.

Sensibilizar a los líderes para que tengan la apertura necesaria y brinden confianza a los colaboradores.

Sea cual sea el programa que cada compañía adopte en beneficio de sus trabajadores, lo más importante es recordar que cada caso es distinto y que lo fundamental es conocer las motivaciones y necesidades de cada uno de los colaboradores, ya que el “bienestar” es individual y único para cada uno de ellos (mientras un colaborador quiere pasar más tiempo con sus hijos, otro disfruta nadar por las mañanas y otro tiene la necesidad de cuidar a un familiar enfermo, etcétera).

En la medida en la que más confianza demos a nuestros colaboradores, mayor será la madurez con la que entregarán resultados; para ello, ya existen muchos elementos de recursos humanos que nos ayudan a tener un control orientado a resultados empresariales.

¹Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Disponible en http://www.beta.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/EstSociodemo/OrgenDest2018_02.pdf

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>