La evolución de los préstamos en México

préstamos personales

Por Marlene Garayzar
Experta en finanzas y fundadora de Credifranco

En México las instituciones financieras rechazan a alrededor del 95 por ciento de las personas que solicitan préstamos personales. El motivo: los bancos no cuentan con mecanismos de administración de riesgos que les permitan diferenciar a un buen cliente de un defraudador, así que penalizan a una gran cantidad de personas rechazando sus solicitudes.

Por otro lado, los préstamos personales que ofrecen los bancos en nuestro país son algunos de los menos accesibles en el mundo. Según las notas estratégicas de la Dirección General de Finanzas del Senado de la República, durante 2017, la tasa de interés para préstamos personales bancarios fue de 26.5 por ciento, muy alta en comparación con otros países como Alemania, que es del 3 por ciento, o Chile, que es del 18.5 por ciento.

Esta altísima tasa de interés alimenta la exclusión en los servicios financieros, pues sólo quienes tienen ingresos suficientes para pagarla pueden acceder a ellos. Además, la dificultad que implica pagar estos préstamos personales aumenta el riesgo de que los beneficiarios incumplan y manchen su historial crediticio, lo cual reduce sus posibilidades de obtener otros préstamos en el futuro.

Las Fintech como agentes de cambio

Sin embargo, a partir de 2011, con la llegada de las empresas Fintech a México, el panorama de los préstamos personales comenzó a transformarse. El primer cambio fue el nacimiento de los préstamos online, que implicó que este servicio dejara de ofrecerse únicamente en sucursales o establecimientos físicos.

Con los vertiginosos cambios de la transformación tecnológica, hoy los préstamos online han migrado incluso a apps dentro del celular. Este es el caso de Credifranco, una nueva Fintech que ofrece préstamos inmediatos, cuyo proceso de solicitud se lleva a cabo por completo desde el smartphone y cuya respuesta se tiene en tan sólo unos minutos.

Otro beneficio de los préstamos online que ofrecen Fintechs como Credifranco es que, gracias a la tecnología, logran administrar riesgos de forma eficiente y pueden otorgarles préstamos a más personas, especialmente a las que no son sujetas de crédito por parte de los bancos. Además, a diferencia de los bancos, esta startup cuenta con un programa de graduación que recompensa a los buenos pagadores con una menor tasa de interés, así como algunos mecanismos que buscan ayudar a mejorar el score crediticio de las personas.

El nacimiento y la evolución de las empresas Fintech en México ha transformado el panorama de los préstamos personales para siempre. Hoy la tecnología ha hecho posible lo que hace una década parecía sólo un sueño: la inclusión de los menos favorecidos en los servicios financieros. La brecha en la inclusión financiera en nuestro país es aún enorme y resta mucho por hacer, pero empresas como ésta definitivamente contribuyen a reducirla.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>