Síndrome del combo azteca: ¿Lo importante no es ganar sino competir?

Óscar Ibarra Cómplices

Por Óscar Ibarra
Director General de CÓMplices
Twitter: @COMplicesCOM

Aunque parezca el más puro espíritu antideportivo, no es cierto. Mi entrenador de futbol americano nos repitió hasta el cansancio que el segundo lugar siempre es un perdedor.

Hablando de ganadores y perdedores, hace unos días recibí un boletín financiero de Actinver en el que reportaban que el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) creció 1.3 por ciento durante diciembre de 2017 en comparación con el mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas. Por supuesto que puse cara de “what?”, así que seguí leyendo.

Por componentes, el consumo de Bienes de origen importado tuvo un alza de 6.3 por ciento y el de Bienes y Servicios de origen nacional aumentó 0.6 por ciento en el último mes del año pasado con respecto al mes que le precede, según datos ajustados por estacionalidad. En su comparación anual, el IMCPMI mostró un incremento de 1.9 por ciento en el mes de referencia. A su interior, los gastos en Bienes de origen importado reportaron un avance de 10.9 por ciento y en Bienes y Servicios nacionales de 0.9 por ciento (los gastos en Servicios fueron mayores en 2.7 por ciento y en Bienes descendieron -1.2 por ciento) en relación con los de diciembre de 2016.

Para quien no lo haya entendido, como fue mi caso, esto significa que la gente en México prefiere productos de procedencia extanjera sobre los nacionales. Sí, el clásico malinchismo.

Inmediatamente, recordé a mi buen amigo Patricio, un hombre con una sabiduría como ancestral, una personalidad pintoresca y un lenguaje florido cuando cuenta historias… y cuenta muchas. Una de ellas, de cuando jugaba futbol americano y participaba con su equipo mexicano en giras por los Estados Unidos, se basa en la incapacidad que él sentía de competir de tú a tú contra los güeros grandotes y bien alimentados. “¿Cómo ibamos a ganarles a aquellos gigantes súper bien alimentados con big macs y malteadas de chocolate si nosotros con trabajos íbamos con un combo azteca de un tamalito y un poco de atole en la panza?”.

Se ha hablado mucho del tema, especialmente en los deportes, pero nosotros encontramos todos los días a empresarios mexicanos que tienen en síndrome del tamalito y el atole y que se derrotan antes de empezar a competir. No es extraño entonces que la gente prefiera productos extranjeros que sí están pensando en innovar para satisfacer mejor a sus consumidores, que invierten en mejorar, que deciden entender a sus consumidores para tenerlos más satisfechos cada día, mientras algunos de nuestros empresarios sólo piensan en cómo imitarlos y vender más barato.

¿Será que algunos empresarios cayeron en la resignación? ¿O será quizá que no encuentran el camino para ser más competitivos y crecer? Personalmente, pienso que no es un acto de resignación. Asumo que, aunque algunos han decidido ser oportunistas y conformarse con vender barato, hay otros que desearían salir de la comoditización y generar valor pero no encuentran el camino para competir favorablemente contra empresas multinacionales con áreas de innovación y desarrollo de productos, marketing e inteligencia de mercados.

En mi experiencia de casi tres décadas construyendo marcas, he tenido la fortuna de acompañar a exitosos empresarios mexicanos que no cayeron en el síndrome del combo azteca y decidieron ir adelante. Entre ellos puedo contar historias de marcas como Juguetrón y su visionario fundador, quien no sólo no se creyó ninguna limitante, sino que desarrolló la mayor y más exitosa cadena de jugueterías de la historia de México con una marca y un logotipo que ha perdurado durante más de treinta años prácticamente imperturbable. Y del mismo modo puedo citar a Monte Xanic, la marca de vinos mexicanos que detonó el resurgimiento de vinos de clase mundial en el famoso Valle de Guadalupe. Ambos casos producto de empresarios con visión y apetito de triunfo.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>