Tu nombre es una marca: 5 pasos para construir tu personal branding

oscar-ibarra

Por Óscar Ibarra
Director General de COM Comunicación Integral
Twitter: @COMIntegral

El tema de personal branding no es ninguna novedad en el mundo, pero dentro de la vida tan corporativa e institucional (entiéndase impersonal) que experimentamos hoy en día sí es un re-descubrimiento importante.

Cuando piensas en el nombre asociado a una persona específica, automáticamente tu mente se llena de imágenes, recuerdos, experiencias y sentimientos; te haces un retrato mental de inmediato y sabes qué esperar y cómo actuar con respecto a esa persona. Así funcionan las marcas: despiertan en nuestra mente y corazón todo lo que hemos aprendido y aceptado de ellas; desafortunadamente, muchas veces las percepciones de las personas no son como nosotros quisiéramos y otras tantas no tienen nada que ver con la realidad.

Así que si quieres construir tu marca personal, te sugiero seguir estos cinco pasos:

1. Define tu mayor fortaleza en 140 caracteres o menos

Haz un recuento de tus capacidades y habilidades y determina cuál de ellas representa tu mayor fortaleza. Por ejemplo, “soy extraordinario haciendo que las personas me digan que sí a las cosas que les propongo”, “Puedo descubrir los factores clave de cualquier problema cuando el resto de las personas están totalmente confundidas”, “Nadie entiende como yo el comportamiento de las personas cuando se trata de elegir marcas”, “Tengo una mente capaz de tomar múltiples aspectos de una situación y sintetizar un problema y su causa” o “Soy extremadamente sociable y me resulta fácil y divertido establecer relación con las personas en las redes sociales”.

2. Determina cuál es el beneficio más importante que esa fortaleza significa

Nadie te va a contratar, reconocer o preferir por tus fortalezas, sino por los beneficios que éstas pueden producirles. Estos beneficios deben satisfacer de manera superior a tu competencia, una necesidad altamente relevante en la vida de las personas o de las organizaciones.

Por ejemplo, si tu fortaleza es ser extraordinario haciendo que las personas digan que sí a las cosas que propones, seguramente podrías tener cabida en áreas de ventas o de negociación en las que la relación que se establezca sea uno a uno. Entonces el beneficio que podrás ofrecer es un mejor nivel de desempeño en el cierre de ventas de alto nivel o en el resultado de negociaciones complicadas.

Por otra parte, si tu fortaleza es que nadie entiende como tú el comportamiento de las personas cuando se trata de elegir marcas, probablemente deberías ir por el camino de planning en las agencias y podrías vender ofrecer el beneficio de aumentar el ROI de la inversión publicitaria por la precisión con que entiendes a la audiencia.

3. Explica por qué puedes entregar ese beneficio

Recuerda que hoy en día competimos en mercados sobreofertados y muchísima gente tiene la misma preparación académica y ha tenido puestos o títulos similares o iguales al tuyo.

De manera sencilla y clara, explica brevemente porqué sólo tú puedes entregar ese beneficio. Puedes regresar a describir tu fortaleza principal o bien argumentar la capacitación, experiencia y resultados que has tenido.

4. Resúmete en una frase de menos de 8 palabras

Un gran amigo lleva varios años trabajando en su marca personal y hoy empieza a ser conocido como “Creador del Metaliderazgo”; otra amiga que lleva varios años en el tema de la imagen siempre acompaña su nombre con la leyenda “Consultoría en Imagen y Protocolo de Negocios”.

El definir esta frase no quiere decir que vas a ponerla en tus tarjetas de visita o que vas a llegar a una entrevista diciendo: “Soy Juan Juárez y soy el mejor negociador”. Habrá ocasiones en las que te convendrá utilizarla y otras en que tendrás que comunicarla de diversas formas, pero en todo momento es indispensable tener claro en qué eres superior.

5. Describe tu personalidad

La expresión que dice “Si quieres ser director general, empieza comportándote como si ya lo fueras” resume muy bien el tema de la personalidad de marca. Hay personas que tienen un gran activo en su nombre, por ejemplo, artistas como Luis Miguel que con su trabajo genera fans y con su personalidad los ahuyenta. No todos podemos ser Luismi, así que lo deseable es que nuestra personalidad sea 100 por ciento acorde con nuestra fortaleza y beneficio.

Si eres el mejor negociador, no te puedes dar el lujo de perder los estribos en una discusión de negocios ni de dejar sobre la mesa los puntos más importantes para los resultados que esperan de ti. Si el beneficio que prometes es entender mejor que nadie la conducta del consumidor, suena a que debes parecer observador, analítico, reflexivo y muy preciso en tus conclusiones.

Estos cinco pasos no lo son todo, pero te aseguro que seguirlos te dará los cimientos para construir una marca personal poderosa que te ayude a llegar tan lejos como tus capacidades merecen.

Sigue a The markethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Evelyn Castillejos About Evelyn Castillejos
Comunicóloga por la FCPyS-UNAM y la UAM-Xochimilco, con experiencia en producción audiovisual y periodismo escrito y online. Pasión por el cine, la fotografía, la música y el teatro. Mi Twitter es @evelyngcp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>