6 estrategias de levantamiento de inversión para tu startup

levantar inversión startup

Ciudad de México.- Conseguir inversores que quieran fondear una startup es una de las tareas más complicadas en el mundo del emprendimiento. Pero siguiendo algunas estrategias es posible lograrlo. Alejandro Lomas, ceo de la incubadora Startcups y managing partner del fondo de inversión Caffeine Ventures, nos da los siguientes tips.

1. Una simple idea no vale nada

Algunos emprendedores no están listos para levantar inversión porque aún no concretan su idea de negocio en un modelo viable de tracción. La palabra startup debe utilizarse para llamar a aquellos proyectos que ya iniciaron ventas y que cuentan con usuarios registrados en su plataforma o empresa, demostrando que ya están listos para escalar y expandirse con ayuda de un apalancamiento financiero y mentora especializada (a esto se le denomina smart money).

Si tu proyecto aún se encuentra en etapa de idea o no cuenta con ventas iniciales, te recomendamos no buscar fondos de inversión de capital privado o ángeles inversionistas todavía, ya que éstos tienen como objetivo invertir para expandir las startups con un retorno de capital durante los siguientes cinco años; por el contrario, te invitamos a acudir a alguna incubadora para que te ayude a estructurar tu modelo de negocio y comenzar con las primeras ventas.

2) Identifica la etapa de tu proyecto

Es de suma importancia conocer la etapa en la que se encuentra tu startup y seleccionar el grupo de inversión que más se adecua a tus necesidades. Si estás arrancando tu idea o prototipo, las oportunidades, aparte del bootstrapping (inversión de tu propia bolsa), son las llamadas 3 F’s (Family, Friends & Fans), que son todas aquellas personas cercanas a ti que te conocen y pueden apostarle a tu proyecto por amor y confianza. Otro método interesante para esas ideas que arrancan son el crowdfunding, plataformas de donación o inversión colectiva a cambio de acciones, en el caso del crowdfunding equity, o recompensas y agradecimientos, en el caso de donaciones que no esperan parte de la empresa. También existen las convocatorias de impulso a proyectos emprendedores o tecnológicos como es el caso de INADEM y Conacyt, por mencionar algunos.

Si tu startup se encuentra en una fase temprana donde el modelo de negocios ha sido validado por el mercado y necesitas dinero para hacer más eficiente tu empresa y llevarla a otra nivel, nuestra sugerencia es que comiences a acercarte a los sindicatos de inversión ángel, quienes te ayudarán a conectar con ángeles inversionistas sofisticados y capacitados en la industria, evitando tragos amargos o malas experiencias si te vas por la libre.

En cualquiera de los dos casos, siempre es bueno ir acompañado de una incubadora reconocida que te ayudará a filtrar y entrar a las mejores redes de inversión y capacitarte previamente.

Si tu startup está pasando a convertirse en una scaleup, entonces lo que necesitas son fondos de inversión de capital privado, expertos en invertir en compañías en expansión, donde seguramente ocuparás mayor cantidad de dinero y mejores prácticas corporativas de negocio. En esta etapa existen también diferentes niveles de fondos de capital de riesgo, que van desde los Pre-Seed Capital, Seed Capital, Serie A, Serie B o Serie C+, los cuales cuentan con tesis de inversión muy especializadas en la etapa de inversión para cada tamaño de empresa. Estos fondos serán los encargados de sumar más valor a tu empresa para llevarte al punto de la llamada salida o exit, que es el momento adecuado de vender la empresa y recuperar toda la inversión y, por supuesto, una interesante ganancia tanto para los inversionistas como para los emprendedores fundadores.

3) El dinero no es suficiente

La meta final de una startup no es levantar dinero de algún grupo de inversionistas, eso es sólo un objetivo a corto y mediano plazo. La verdadera meta de un emprendedor fundador y su equipo es llevar a la startup a un nivel de escalamiento donde el incremento en ventas y la institucionalización corporativa harán de ésta una gran empresa con valuaciones muy interesantes.

El dinero es un factor importante, es un factor crucial para el crecimiento, pero también debes generar mucho networking de valor, implementar buenas prácticas corporativas, cuidar una buena reputación de marca y estructurar tu empresa de tal manera que pueda funcionar sin la presencia de los fundadores. Crear un gobierno corporativo desde etapas muy tempranas te ayudará a cumplir los objetivos de una forma más efectiva.

4. Crea una valuación que haga sentido

A menudo hay eventos de pitch con valuaciones estratosféricas que los emprendedores ponen a sus startups, muchas de las cuales carecen de sentido común como tener valuaciones por arriba de los diez millones de pesos o incluso más de un millón de dólares sin contar con ventas iniciales aún.

Una valuación tiene que tomar en cuenta varios factores antes de publicarla. El primer paso es contar con ventas para demostrar que la startup tiene tracción. Segundo, proyectar ingresos y egresos en una corrida financiera muy realista, recuerda que en Excel todo mundo se hace millonario pero la historia cambia cuando esas proyecciones no se vuelven realidad. Tercero, es muy importante evaluar el tamaño del mercado, la competencia directa e indirecta y los factores macroeconómicos y políticos que pueden hacer que el modelo de negocio se vuelva complicado o no sostenible en poco tiempo. Cuarto, debemos recordar que un inversionista va a invertir en una startup no por el producto, sino porque el emprendedor y su equipo le parecen geniales (porque “tienen el P.I.”) y sólo una mínima parte, es decir menos del 20 por ciento de la decisión de la inversión, estará sustentada en el producto, tamaño del mercado y modelo financiero.

5. Ser inteligente es bueno, pero saber comunicarse es vital

Los emprendedores pueden ser muy buenos técnicos en lo que están desarrollando pero muchas veces no cuentan con la habilidad de comunicarse claramente con los inversionistas, ocasionando que éstos opten por no invertir en el proyecto debido a que no lograron conectar con el emprendedor y mucho menos entender la solución que ofrece la startup.

Este aspecto es indispensable, muchas buenas ideas hechas startup no logran levantar inversión porque no cuentan con habilidades sociales que puedan generar una buena conversación entre emprendedor-inversionista y, al momento de hacer un pitch, la presentación se vuelve demasiado técnica presentando sólo el producto y no enfocándose en comunicar la innovación en valor de una manera sencilla y clara.

Una buena estrategia que se ha creado en startups es el tweet pitch, es decir, explicar tu producto y la solución que resuelves en tan sólo 140 caracteres. Practícalo ante el espejo y tus amigos al menos mil veces, y mejóralo continuamente. Un pequeño curso de neurolingüística te ayudará mucho conectando tu mente, corazón y boca.

6. No hostigues al inversionista

Una llamada telefónica fuera de lugar, exceso de mails o mensajes spam pueden ser motivo suficiente para que el inversionista pierda el interés en ti. Si vas a participar en un evento de pitch, por favor, por favor, por favor, no bebas alcohol, más si sabes que puedes perder el control muy fácilmente; sé un emprendedor profesional y compórtate como todo un ejecutivo de empresas, no lastimes una relación por un comportamiento inapropiado con inversionistas y demás personas que apenas acabas de conocer.

Recuerda que la finalidad de un pitch no es que te den un cheque firmado en ese momento, es conseguir una segunda reunión en la oficina del inversionista para que puedas explicar a detalle tu proyecto completo y generar más confianza. Hay que tener en cuenta que el proceso y cierre de levantamiento de inversión de capital privado por parte de un fondo de inversión o grupo de ángeles inversionistas puede llevar entre seis y doce meses una vez que aceptaron invertir, se realizó el due diligence necesario por parte de los inversionistas y éstos aceptaron entrar solos o en participación accionaria con otros inversionistas. Tienes que ser muy paciente para que todo se logre satisfactoriamente.

Por último, no olvides que la mayoría de los ángeles inversionistas sofisticados y administradores de fondos son personas exitosas en sus empresas y están acostumbrados a ser tratados con educación y, sobre todo, culturalmente ad hoc a su edad. No son millennials ni tampoco están pegados al WhatsApp todo el día, ya que son personas con altos niveles ejecutivos y con agendas sumamente apretadas.

Apasiónate mucho y esfuérzate cada día por ser el mejor. Recuerda que al final del día lo que realmente importa al ser el director de una empresa de alto impacto es resolver problemas en el mundo por medio de la innovación y la tecnología, haciendo posible cambiar el rumbo de la humanidad hacia un mejor planeta y creando un desarrollo económico y social verdaderamente sostenible.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Evelyn Castillejos About Evelyn Castillejos
Comunicóloga por la FCPyS-UNAM y la UAM-Xochimilco, con experiencia en producción audiovisual y periodismo escrito y online. Pasión por el cine, la fotografía, la música y el teatro. Mi Twitter es @evelyngcp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>