6 hábitos de consumo que provoca el regreso a clases

México, D.F.- Este 19 de agosto regresaron a la escuela 26 millones de alumnos y 1.2 millones de profesores de educación básica de escuelas públicas y privadas del país.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2012, los mexicanos destinan 9.3 por ciento de sus ingresos a educación y esparcimiento, mientras que datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señalan que para este regreso a clases los padres de familia estarían destinando tres mil 500 pesos en promedio por cada niño, entre uniformes, calzado, libros y útiles escolares.

Kantar Worldpanel México realizó también un estudio a mil 500 hogares ubicados en Monterrey, Guadalajara y Valle de México acerca de los hábitos de consumo que ocasiona la entrada a un nuevo ciclo escolar en la vida de los estudiantes. Presentamos seis datos interesantes que arrojó el estudio llamado “Back to School”.

1. Aunque la mayoría de las escuelas entregaron la lista de útiles escolares al finalizar clases en junio, el 50 por ciento de los hogares realizaron las compras en agosto, unos días antes de iniciar el ciclo escolar.

2. Los canales más visitados para realizar estas compras son las papelerías y los autoservicios, aunque la preferencia por estos puntos de venta varía entre ciudades. En el Distrito Federal, las papelerías ocupan el primer lugar, mientras que en Monterrey ganan los autoservicios. Los tianguis y mercados se ubican en el tercer sitio en la Ciudad de México; sin embargo, este canal no es nada representativo en las demás ciudades. Por otro lado, cuando los niños son muy pequeños, los papás prefieren comprar en ferias de útiles escolares.

3. Si bien el regreso a clases representa muchos gastos para las familias, para algunas empresas como las papelerías es su mejor periodo en el año. De todos los útiles, en lo que más se gasta es en cuadernos, seguidos de lápices y plumas. En niños de preescolar predominan los pegamentos, lápices de colores y crayones. Y en universitarios destacan plumones y marcadores.

4. Antes de comprar, los padres de familia se fijan en el precio y la marca. Este hábito se da en todos los niveles socioeconómicos, aunque con mayor notoriedad en la clase baja.

5. Además de la mochila, hay que gastar en la lonchera. Las familias con niños pequeños incrementan su gasto en mayonesa, pan, jamón, galletas, agua, leche líquida, jugos, bebidas refrescantes y servilletas.

6. Los productos de cuidado personal como geles para el cabello y pastas dentales cobran relevancia en hogares con niños que asisten a la primaria. También aumenta la compra de multivitamínicos, ya que muchos padres desean que sus hijos empiecen las clases con más energía.

Sigue a @Themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *