Características de los Centennials que empresas y universidades deben tomar en cuenta para acercarse a ellos

generación Z

Por Fabián Bautista Saucedo
Director de la Escuela de Ingeniería de CETYS Universidad Campus Tijuana

Las redes sociales arden en cuanto a referencias sobre los millennials. El debate es intenso, con escaso fundamento y una alta dosis de estereotipos. Pero, ¿quiénes son los próximos agentes de cambio?, ¿qué hay más allá de los millennials?

Los centennials son un grupo generacional que comprende a quienes nacieron entre 2004 a la fecha. Como referencia, los millennials van de 1982 a 2003, la
generación X de 1961 a 1981 y los baby boomers de 1943 a 1960.

Los centennials o generación Z son un segmento importante para las empresas, ya que su estilo de consumo definirá nuevas oportunidades de negocio. A diferencia de los millennials, los centennials cuentan con una destacada habilidad de adaptación al contexto. Esto les facilitará la posibilidad de superar cualquier crisis que se avecine, ya sea económica o emocional, como parte del desarrollo de todo ser humano.

Destacan también por sus aficiones. De acuerdo con la encuesta Nielsen sobre estilos de vida, los centennials poseen una importante inclinación por la lectura, por encima de los millennials y los X. De modo que estos chicos están rescatando los valores de las generaciones más grandes pero las adaptan a la vida digital. Combinan los videojuegos con la lectura online y la educación a distancia. Además, son asiduos consumidores en el mundo virtual.

Pero la principal característica de esta generación reside en que los centennials se han despojado por completo de los prejuicios y se acercan con especial atención a la espiritualidad. Para ellos es fundamental ejercer acciones correctas, ya que cuentan con una preocupación genuina por la civilización. Están llamados a establecer una convivencia más justa entre los miembros de la comunidad. Comenzarán a sentirse con energía cuando cumplan 21 años, ya que habrán resuelto sus problemas existenciales. De acuerdo con Neil Howard y William Strauss, se puede predecir que los centennials impulsarán una nueva agenda que tendrá impacto en la forma en que se relacionan los seres humanos.

Por ello, tanto las empresas como las universidades deben conocer a profundidad a los centennials para acercar productos y servicios que sean relevantes para ellos. Dado que son una generación que evita la superficialidad y que tienden hacia una autoridad razonada, los aspectos éticos, ambientales, de comercio justo y hasta espirituales serán decisivos para atraer a esta nueva generación.

Para las empresas se recomienda atender los siguientes puntos:

1. Ser sensibles ante la diversidad humana. Se deben evitar los estereotipos que encasillen a las personas por rasgos materiales. La apertura debe ser incluyente en temas de sexualidad, espiritualidad, esparcimiento y convivencia social.

2. Las propuestas de un producto o servicio deben ser, antes que nada, genuinas. Es muy difícil engañar a un centennial. El simple hecho de intentarlo es ya una afrenta con la cual se pierde la lealtad hacia la organización.

3. Se redefine el sentido del minimalismo, menos es más será la clave para conectar con la generación Z. La intención debe ser precisa, sin ornamentos que distraigan poniendo siempre en primer lugar la funcionalidad. Si tu producto o servicio es complejo, abstracto y poco útil, alejarás a este grupo de consumidores. La esencia deberá ser lo más importante.

Por su parte, las universidades tiene los siguientes retos ante los centennials:

1. La educación debe ser flexible, ubicua y apegada a la realidad de su contexto. Los centennials son seres de acción, la teoría es importante sólo si se pone en práctica. De modo que las carreras que tengan un impacto social difuso, están en peligro de desaparecer.

2. El esquema vertical de las universidades deberá transformarse en una plataforma inclusiva. La cátedra deberá transformarse en una especie de taller interactivo asistido por la tecnología para construir conocimiento en un ambiente de desarrollo integral para todos los estudiantes.

3. Debe prevalecer un espíritu austero, sin excesos que distraigan del objetivo principal que es aprender. Los universitarios centennials se centrarán en el conocimiento que se construye a través de la experiencia del ambiente universitario, no por instalaciones sin sentido que se convierten en elefantes blancos.

4. La universidad deberá ser prudente para incluir en su agenda la espiritualidad alejada de todo dogma religioso. Con ello, los centennials cultivarán su crecimiento interno de manera inclusiva.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Evelyn Castillejos About Evelyn Castillejos
Comunicóloga por la FCPyS-UNAM y la UAM-Xochimilco, con experiencia en producción audiovisual y periodismo escrito y online. Pasión por el cine, la fotografía, la música y el teatro. Mi Twitter es @evelyngcp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>