5 errores comunes en la implementación de una campaña de email marketing

email

Por Return Path

Si realizamos una simple búsqueda en Google utilizando la frase “Errores que se deben evitar en email marketing”, obtendremos más de 600 mil resultados dentro de los cuales encontraremos un sinfín de acciones que debemos hacer y otras que debemos evitar, incluyendo pautas claras y definidas pero también ideas ambiguas y poco precisas.

Por lo tanto, ¿cómo podemos saber si estamos cometiendo alguno de estos errores comunes? Las siguientes cinco preguntas nos ayudarán a averiguarlo.

1. ¿Nuestro contenido no es relevante?

Hoy en día, los buscadores de internet nos permiten encontrar directamente infinidad de productos. Vemos cómo las redes sociales se han llenado de anuncios personalizados que están ahí durante tiempo determinado, lo cual es una gran oportunidad de atraer la atención de los consumidores para lograr ventas; sin embargo, más vale que los contenidos que presentamos en estos sitios sean relevantes y lleguen al target deseado, ya que no tendría ningún sentido para una persona que vive en alguna playa que en temporada de calor viera una promoción de botas de invierno plásticas con interior afelpado en su bandeja de entrada.

Por lo anterior, es muy importante que a partir de la suscripción se incluyan datos de valor como ubicación geográfica y preferencias sobre servicios y/o productos. Esta medida nos evitará futuros dolores de cabeza.

2. ¿No renovamos nuestra creatividad?

Muy a menudo en las campañas de email marketing los profesionales se concentran mucho en el asunto y en el pre-encabezado de un mensaje que el contenido creativo real se pierde en el camino. La realidad es que es más probable que las personas se interesen en el correo si algo les llama la atención en el cuerpo del mensaje.

¡No hay que olvidar incluir un llamado a la acción! Facilitar la interacción efectiva del usuario con nuestro correo incorporando enlaces a nuestra página web, una venta o una oferta especial fáciles de encontrar.

No olvidemos que también se vale divertimos con nuestra campaña. A modo de ejemplo, podemos ver cómo algunas marcas diseñan sus mensajes para mantener al usuario interesado a través de colores llamativos, emoticones especiales para la ocasión y sutiles enlaces para comprar los productos publicitados.

3. ¿No se optimiza la campaña para dispositivos móviles?

Distintos estudios indican que el 43 por ciento de los suscriptores revisan sus correos electrónicos en dispositivos móviles y esta cifra crecerá dado que la cantidad de estos artefactos incrementa constantemente. Asegúrate de que las imágenes, enlaces y texto se reproduzcan de manera correcta y atractiva para la vista a fin de garantizar que los usuarios móviles tengan una experiencia positiva con sus correos. Esto, sin duda, es una acción indispensable para optimizar nuestros resultados.

Una forma sencilla de hacerlo es realizando pruebas con la solución Inbox Preview de Return Path, la cual muestra la forma en que nuestro correo se reproduce exactamente en múltiples plataformas y nos señala lo que debemos corregir antes de presionar Enviar. Otra herramienta útil es Email Client Monitor, que nos permite conocer cuánto tiempo pasan los suscriptores leyendo nuestro correo y desde qué ubicación geográfica lo abren para facilitar la personalización y segmentación; además, proporciona información acerca de las plataformas, los navegadores y los proveedores de correo electrónico que los suscriptores utilizan con más frecuencia con el fin de optimizar nuestra campaña para cada plataforma.

4. ¿No se solicita permiso?

Un correo electrónico que cuente con el consentimiento previo del destinatario es fundamental para que un programa email marketing sea exitoso y mantenga una reputación positiva ante los proveedores de correo electrónico y los suscriptores. Pero, ¿cómo saber si nuestro programa de email marketing está cumpliendo con este aspecto?

En primer lugar, se debe ser sincero desde la invitación a suscribirse a nuestra campaña, es decir, informar desde un inicio al suscriptor qué tipo de información y con qué periodicidad se le enviará por correo, sin olvidar colocar una opción que le permita al usuario cancelar la suscripción. Así nos aseguraremos de no tener usuarios que no cumplan con el perfil de nuestro cliente y evitaremos quejas por spam.

A continuación, hay que asegurarse de mantener la información de contacto del suscriptor actualizada, brindándole una forma sencilla de actualizar cualquier cambio en sus datos para así seguir siempre presente en su bandeja de entrada.

Por último, debemos evitar eliminar o comprar una lista. Es difícil obtener la veracidad de este tipo de listas sin mencionar el hecho de que algunas podrían ser spam traps que provoquen nuestra inclusión en una lista negra.

5. ¿Suscribirse a las listas es complicado?

A las personas les gusta la comodidad. A nadie le gusta tener que hacer malabares, especialmente cuando se trata de incorporarse a una lista de correo electrónico.

Frecuentemente, encontramos procesos de suscripción que se asemejan más a un formulario médico que a una lista de correo para enterarnos de las liquidaciones de fin de temporada. Para evitar este engorroso protocolo, es recomendable limitar el proceso de suscripción a una página, solicitar al usuario la información necesaria mediante un único click en lugar de hacerlo a través de un formulario extenso en el cual deba proporcionar detalles de su información personal.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Evelyn Castillejos About Evelyn Castillejos
Comunicóloga por la FCPyS-UNAM y la UAM-Xochimilco, con experiencia en producción audiovisual y periodismo escrito y online. Pasión por el cine, la fotografía, la música y el teatro. Mi Twitter es @evelyngcp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>