Tener presencia real en internet no es tan fácil como parece

fernanda-ramirez

Por María Fernanda Ramírez
Directora General de Comunicación Spread
Twitter: @FernandaSpread

México, D.F.- Hoy en día, resulta inimaginable volver a una vida fuera de la hiperconectividad a nivel global; al contrario, todo está encaminado a la optimización de recursos a través del uso de herramientas digitales en línea. Es en este contexto que las estrategias de comercio online han ganado terreno por encima de las tradicionales y se ha vuelto indispensable para las empresas de todos los niveles tener una presencia definida y constante en internet.

Según un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) y Visa en 2013, el crecimiento del uso de comercio electrónico en México creció en un estimado de 28 por ciento respecto al año anterior. Esta cifra deja de manifiesto que actualmente una empresa sin presencia en el mundo virtual estará en una clara desventaja frente a sus competidores en un futuro inmediato.

Este cambio de condiciones en torno a la comunicación para los negocios ha planteado serios retos a los estrategas de la publicidad y el marketing para sobresalir de entre la competencia. Por un lado, el ojo de los internautas está acostumbrado a esquivar el spam vinculado a venta de productos; por el otro, es grande la cantidad de mensajes emitidos diariamente con el mismo objetivo que diferenciarse se vuelve cada vez más difícil. Es por ello que sólo quien tiene una propuesta interesante logra su objetivo.

Ante la inmensidad de mensajes a los que nos exponemos diariamente, nuestra capacidad de atención es un recurso cada vez más escaso; esto se debe a que el cerebro pondera información que nos es útil para resolver problemas de nuestra vida cotidiana y satisfacer necesidades reales y lleva a segundo plano la información adicional. Por ello, las estrategias de marketing y publicidad digital deben hacer uso de herramientas especialmente diseñadas para sacar ventaja de este tipo de plataformas como el uso de material audiovisual, imágenes poderosas y mensajes cortos y claros en los espacios correctos.

Es evidente que cualquier mensaje colocado en la red tendrá una exposición cuantitativa y territorial infinitamente mayor al que tienen otras herramientas físicas de la publicidad, lo cual no asegura el éxito ni la cercanía con el público objetivo, incluso puede resultar intrusivo y contraproducente. Por lo tanto, la estrategia publicitaria por internet debe estar pensada precisamente en términos digitales; por obvio que esto suene, muchas empresas no lo hacen de este modo y sus estrategias online fracasan.

Seth Godin, empresario y filósofo del marketing que ha enfocado sus estudios a las estrategias de mercado, plantea que obtener el permiso del consumidor potencial es básico para obtener una estrategia exitosa. Este permiso puede entenderse de manera tanto literal como metafórica, ya que en el momento en que el usuario le está dando entrada a nuestra publicidad, las posibilidades de lograr una relación con él o ella suben de manera exponencial, lo que permitiría optimizar esfuerzos y no malgastarlos en usuarios que no tienen interés en nuestras propuestas comerciales. Por otro lado, es importante tener claro el público objetivo para definir qué tan efectivo resulta pagar espacios como pop ups, y videos de auto-reproducción y de qué sirve llenar las redes sociales con mensajes que nadie está leyendo.

En su tratado Godin afirma que “en lugar de limitarse a interrumpir un contenido de interés con un anuncio o de invadir la vida del consumidor con un mensaje imprudente, el profesional del marketing del futuro debe intentar obtener el consentimiento del consumidor para participar en el proceso de venta”.

El mundo online abre a las empresas infinitas posibilidades para ampliar sus mercados; sin embargo, antes de comenzar nuestra estrategia es recomendable hacer un estudio de las distintas herramientas web que estén al alcance, establecer objetivos y, finalmente, analizar los patrones de comportamiento de los clientes para no caer de su gracia en menos de lo que se publica un tweet. De otra manera, nuestros esfuerzos enfocados a las estrategias digitales irán directamente a las bandejas de spam de los usuarios. Es importante que sobre todo las pequeñas y medianas empresas tengan claros este tipo de conceptos antes de emprender la aventura del marketing y la publicidad digital y eviten creer que las redes sociales u otras herramientas por si mismas venderán sus productos por arte de magia.

Sigue a The markethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>