La buena reputación se construye con Relaciones Públicas

reputacion

Por Yazmín Vera
Gerente de relaciones públicas de Smartup México
Twitter: @YazminVB

Reputación y negocio van de la mano: depende de una buena imagen que un negocio pueda sobresalir, ser reconocido o bien aceptado dentro del público objetivo.

De acuerdo con un estudio realizado por el Foro Económico Mundial y la firma especializada en relaciones públicas Fleishman & Hillard, la reputación de una marca representa el 40 por ciento de su valor total en el mercado, lo que traduce la verdadera importancia de tener una buena imagen corporativa.

Lo anterior también aplica también para startups/e-commerce y PyMEs, ya que de eso dependerá mucho del crecimiento de las mismas.

¿Cuántas veces no hemos sido testigos de cómo la imagen de una empresa se ve afectada por el actuar de un empleado, directivo o hasta del mismo dueño tan sólo por alguna mala actitud o por realizar una actividad no bien vista por la sociedad? Parecerían cosas minúsculas, pero algunas de éstas pueden afectar directamente a las ventas; incluso, existen casos documentados de pérdidas de hasta 15 por ciento en ganancias, según menciona el estudio Reputation Management Consultants (RMC).

Dado lo anterior, es necesario apoyarse en las relaciones públicas para una construcción eficiente de reputación y también para reducir los daños en caso de una posible crisis. Algunos escenarios posibles donde las RRPP pueden ayudar son:

Efecto CEO: No importa si eres el ceo de la refresquera más importante del mundo o el director general, fundador o emprendedor de una startup/e-commerce, es de vital importancia cuidar tu imagen personal porque eso repercute de manera inmediata en la imagen y reputación de tu empresa o la compañía para la cual laboras. A esto se le llama “el efecto CEO”, el cual actualmente representa alrededor del 25 por ciento de las compañías, lo que significa que los principales ejecutivos son los responsables de un poco más de la cuarta parte de las ganancias a nivel global de una empresa sólo por su imagen. Así lo señala Tim Quigley, profesor de gestión de la Facultad de Negocios Terry.

Social media: Estamos en una era donde la información está a la orden del día, por lo que cada acción tiene una reacción que se puede convertir en una bola de nieve. Sólo basta alguien con un engagement alto en una red social, llamado influencer, para que se viralice o que un acto/acción incorrecta por parte del empleado de una empresa o de hasta el mismo ceo se dé a conocer para que todo mundo juzgue lo que dijo o hizo.

Por eso, es importante medir la reputación del ceo en sus redes sociales, que va desde su imagen profesional, su foto de perfil hasta cómo se expresa ante una situación social que puede herir susceptibilidades, así como la forma de dirigirse a la hora de hablar con sus clientes o seguidores, ya que para muchos puede ser un caso de ejemplo.

Lo anterior también va para las redes sociales de la marca, ya que cuántas veces no hemos visto que un meme o post no bien ejecutado puede mermar la imagen. Tal es el caso del chocolate Crunch con el caso de Ayotzinapa.

Mensajes de comunicación alineados: Siempre tiene que haber coherencia con lo que se dice y se hace en una empresa, ya que no puedes decir que tu empresa es amigable con el ambiente cuando en realidad es de los principales causantes de contaminantes químicos de los ríos de Sonora y Bacamuchi o que tu empresa ayuda a contribuir con la ecología y se observa a un empleado tirando la basura en un parque. Por ello, siempre es bueno contar con un manual de imagen corporativa para evitar este tipo de situaciones.

Estrategias de comunicación efectivas: Para elevar la reputación de una empresa, startup o e-commerce, es necesario contar con un plan de comunicación y relaciones públicas que ayuden, a través de diferentes tácticas como boletines de prensa, artículos, entrevistas, posicionamiento del ceo en temas coyunturales y responsabilidad social, entre otros, a elevar el posicionamiento de la misma, dar mayor visibilidad y credibilidad, siendo así los medios de comunicación un gran aliado.

Los puntos antes mencionados no son lo único que las relaciones públicas pueden hacer para crear una buena reputación o recuperarla en caso de una crisis, pero sí los principales. Y se requiere de un profesional de RRPP para lograrlo.

En conclusión, es necesario invertir en relaciones públicas, comunicación y marketing que ayuden a las startups a construir ese posicionamiento y reputación de marca y les permitan equilibrar la imagen en todas sus variantes, para así lograr esa consolidación que toda empresa necesita.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>