empresa buen lugar para trabajar

Por Daniel Gutiérrez Larotta
Director de consultoría de Grupo Human
Twitter: @DanGutierrezL

Las organizaciones que son consideradas como un buen lugar para trabajar cuentan con una serie de elementos que despiertan el interés de los profesionistas por integrarse al equipo; a su vez, estos factores contribuyen a retener y desarrollar a los colaboradores actuales.

En este sentido, para mejorar las condiciones del centro de trabajo es de suma importancia considerar dos ejes fundamentales: la visión de los líderes y las necesidades de los colaboradores.

La percepción que tienen los colaboradores con respecto a la organización se construye a partir de varios elementos, uno de ellos es la relación que mantienen tanto con sus líderes como sus compañeros, ya que la confianza, el respeto y la motivación son esenciales para promover la cohesión del equipo e impulsar la productividad.

Por otra parte, el papel de los líderes, más allá de delegar actividades, representan una figura que motiva e inspira a su equipo; de esta manera, pueden compartir su visión con sus colaboradores y alcanzar los objetivos propuestos.

Implementar políticas laborales que mejoren las condiciones laborales es esencial para lograr que la empresa sea reconocida como un buen lugar para trabajar.

Entre las características que los directivos necesitan considerar se encuentran:

Promover el trabajo colaborativo: Es importante estimular la cohesión del equipo; para ello, es necesario que los líderes fomenten la participación de los colaboradores en los proyectos de la compañía.

Reforzar la cultura organizacional: Compartir los valores corporativos con los colaboradores ayuda a generar un sentido de pertenencia que refuerza su compromiso; por otra parte, cuando un profesionista se siente feliz en su trabajo tomará los objetivos de la compañía como propios.

Capacitar a los profesionistas: Una buena empresa para trabajar es aquella donde el personal tiene la oportunidad de desarrollar su potencial. Por ello, los directivos necesitan ofrecer programas de formación que permitan a los colaboradores reforzar sus habilidades y adquirir los conocimientos necesarios para mejorar su desempeño.

Estimular la participación del personal: Los directivos necesitan delegar responsabilidades en función del potencial de cada colaborador; para ello, es necesario contar con instrumentos para medir su desempeño e identificar a futuros líderes. Asimismo, al emprender iniciativas que garanticen el bienestar de los colaboradores, es posible mejorar su calidad de vida y con ello incrementar el desempeño tanto individual como organizacional.

Por último, cuando los colaboradores se sienten bien en su lugar de trabajo aumenta su satisfacción laboral, lo que contribuye a generar un ambiente de trabajo positivo que promueve la competitividad.

Para que la compañía sea reconocida como un buen lugar para trabajar es necesario que los directivos coordinen los esfuerzos de todo el personal y dirijan este proceso de cambio organizacional.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here