alimentación productividad

Por Erika Chafino
Directora de mercadotecnia de Grupo Human
Twitter: @ejchafino

Existen varios factores que intervienen en el buen desempeño de los colaboradores, uno de ellos es la alimentación que está relacionada con el desarrollo físico, bienestar y rendimiento de las personas.

De acuerdo con expertos, una persona con malos hábitos alimenticios tendrá dificultades para desarrollarse en el ámbito profesional; la capacidad de trabajo está relacionada con la alimentación, por lo que cuando faltan nutrientes, la actividad del colaborador se vuelve deficiente.

Una alimentación monótona en la que faltan los nutrientes indispensables para un buen desarrollo físico puede ocasionar cansancio, poca concentración e irritabilidad, lo que disminuye el rendimiento de los colaboradores.

Llevar una dieta equilibrada, incluyendo alimentos como carne, pescado, lácteos, verduras y frutos secos, puede aportar los nutrientes necesarios para incrementar la productividad en el trabajo.

Algunas recomendaciones para mejorar la alimentación son:

● Un buen desayuno brinda los nutrientes adecuados para iniciar la jornada con energía.

● Incluir fruta en la dieta contribuye a disminuir el consumo de comida chatarra.

● Es importante establecer un horario de comida para comenzar a crear buenos hábitos, es necesario considerar que comer rápido puede alterar la digestión y provocar una mala asimilación de nutrientes.

● Disminuir el consumo de bebidas azucaradas.

● Controlar las porciones.

● Evitar comer en el escritorio.

● Elegir alimentos de fácil digestión.

● Es recomendable realizar alguna actividad física con regularidad.

Una de las estrategias que las organizaciones llevan a cabo para promover hábitos saludables en sus colaboradores es la implementación de programas de bienestar cuyo propósito es mejorar su calidad de vida. Estos programas incluyen diversos factores, entre los que se encuentra el cuidado de la alimentación.

Para que los programas de bienestar corporativo tengan éxito, es indispensable desarrollar una cultura organizacional que promueva el cuidado de la salud; para ello, es necesario generar conciencia sobre la importancia del cuidado de la alimentación, haciendo énfasis en los beneficios tanto personales como profesionales que obtienen los colaboradores al adoptar buenos hábitos alimenticios.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here