Suecia.- En la estación del metro Hötorget, en Estocolmo, Coca-Cola instaló un “mupi de la felicidad” que arrancó sonrisas a los pasajeros cuando éstos vieron cómo un simpático emoji atrapado en la pantalla vertical del mobiliario urbano imitaba sus gestos.

La activación fue bautizada como “The Coke-moji Happiness Experiment” y su objetivo fue demostrar que la felicidad es una opción. ¡Y vaya que lo logró!, pues varios fueron los transeúntes que se detuvieron un momento frente al mupi digital para interactuar con el emoticón que, gracias a la tecnología de reconocimiento facial, lograba copiar cada guiño que le hacían, desde sonreír hasta mandar besos.

La agencia detrás de esta experiencia de marca es Isobar Sweden.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here