edad para emprender

Ciudad de México.- Una de las piezas clave para alcanzar el éxito como emprendedor es el desarrollo de las competencias laborales que el mercado exige. Anteriormente se pensaba que la edad idónea para ser emprendedor rondaba los treinta años, pero hoy ese mito se ha derrumbado.

Así lo señaló Javier López Casarín, presidente de Fundación Reinventando a México (FRM), quien sostuvo que si bien la imagen del joven veinteañero que lograba el éxito a través de una empresa tecnológica ha sido alimentada por tres casos muy sonados, como lo son Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, los estudios más recientes revelan que dicho éxito empresarial se logra apenas pasados los cuarenta años de edad.

Según una investigación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston, la edad promedio del emprendedor exitoso ronda los 42 años. Este escenario se observa sobre todo en tres nichos específicos: empresas de alta tecnología, negocios respaldados por capital de riesgo y firmas de patentes, en los cuales la edad promedio de los emprendedores es de 43, 42 y 45 años, respectivamente.

A pesar de que las personas de más de cuarenta años se han convertido en un sector discriminado por los empleadores, el número de desempleados de esta edad ha disminuido en la presente década. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el desempleo en México afecta a 469 mil 629 personas de cuarenta años o más; esto se traduce en que una cuarta parte de las personas desempleadas en nuestro país rondan esa edad, lo que los impulsaría a optar por el emprendimiento.

“La mayor parte de las empresas mexicanas están optando por el talento joven, por lo que muchas personas que rondan los cuarenta años están emprendiendo sus propios negocios. Los emprendedores jóvenes no son tan comunes como se cree, sobre todo en sectores específicos. Por ejemplo, las startups que desarrollan software tienen un promedio de edad de cuarenta años, aunque en otros mercados como la biotecnología la edad promedio es de 47. Esto se debe a que muchos emprendedores aprovechan la experiencia adquirida a lo largo de su vida como empleados; en este sentido, una pieza clave para alcanzar el éxito es el desarrollo de competencias”, afirmó el directivo.

En fechas recientes, la FRM recibió por parte del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER) el certificado que la acredita como Entidad de Certificación y Evaluación, gracias a lo cual puede impartir cursos de capacitación y certificar las competencias que harán posible que muchos mexicanos desarrollen las habilidades que exigen los mercados laborales en el siglo XXI, así como los conocimientos necesarios para que puedan emprender su propio negocio.

“Otro factor importante a considerar es la confianza que generan los mayores de cuarenta años en los bancos. Los capitales de riesgo prefieren poner su dinero en los proyectos que les signifiquen mejores retornos y no necesariamente en aquellos con un mayor potencial de crecimiento. Esto se traduce en el factor de la edad: los jóvenes tienen mayores restricciones financieras, lo que coloca en ventaja a los inversionistas más experimentados”, comentó López Casarín.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here