Viviendo con el enemigo

Por Hugo Vidal
Twitter: @morfosmedia

Viviendo con el Enemigo es una cinta protagonizada por Keira Knightley en el papel de Rachael Morgan, una mujer que llega a la ciudad de Hamburgo en el invierno de 1946, justo después de terminada la Guerra, para reunirse con su marido Lewis (Jason Clarke), un coronel inglés encargado de reconstruir la ciudad que ha quedado totalmente destruida a causa de la guerra. Estando ahí, se da cuenta de que hay heridas profundas en los dos bandos: ingleses y alemanes.

Para comandar la reconstrucción de la ciudad, Lewis es instalado en una lujosa casa construida por un viudo arquitecto alemán (Alexander Skarsgard) que acepta la pérdida de su patrimonio como consecuencia de la cruenta guerra.

Repentinamente, Lewis toma la decisión de compartir la enorme casa con su antiguo propietario y su atormentada hija que los ve como intrusos. Es así que Rachael tiene que aprender a sobrellevar sus pérdidas, el absorbente trabajo de su marido y la presencia de personas que hasta hace poco consideraba sus enemigos y descubrir que en las guerras todos pierden.

Si bien Viviendo con el Enemigo nos muestra el valor del perdón hacia aquellos que nos han hecho daño, también nos enseña el valor del perdón para nosotros mismos por los errores que pudimos cometer en el pasado.

Keira Knightley logra una excelente actuación que nos hace sentirnos identificada con una mujer que ha perdido casi todo y que busca desesperadamente la posibilidad de un nuevo comienzo.

Título original: The Aftermath (Viviendo con el Enemigo)
Actores: Keira Knightley, Alexander Skarsgård, Jason Clarke, Kate Phillips
Director: James Kent
Guión: Anna Waterhouse, Joe Shrapnel
Estudios: Fox Searchlight Pictures
País: Reino Unido
Año: 2019

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here