películas mexicanas

Por Patricia Ornelas
Twitter: @PatyOrnelasV

Esta semana se dieron a conocer las cifras definitivas de asistencia y taquilla que obtuvieron las películas mexicanas, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), y en verdad les fue muy bien.

Para empezar, en 2018 se estrenaron comercialmente 116 cintas nacionales, 30 por ciento más que en 2017, año en el que lograron llegar a las pantallas 89 filmes mexicanos.

Esto quiere decir que hubo 116 historias que tuvieron posibilidades reales de llevar personas a las salas de cine porque, aunque algunos piensen que toda la producción cinematográfica que se hace en México debe llegar a las pantallas, hay que tomar en cuenta que las cadenas de exhibición hacen millonarias inversiones cada año, que como cualquier negocio estarían esperando retornos atractivos, y si alguna de las cientos de historias que les ofrecen no cumple con los requisitos básicos para atraer al público, pues simplemente no será programada.

Las plataformas de streaming trabajan igual

Lo mismo pasa con las plataformas de streaming. Y es que si las historias que vemos no tienen suficientes espectadores, entonces las quitan o simplemente bajan el pago que se hace a los productores de las películas o a los dueños de los derechos.

“Ya Veremos”, la más exitosa de 2018

De acuerdo con Canacine, estas 116 cintas tuvieron ingresos por mil 403 millones de pesos y un total de 29.5 millones de asistentes, 38 y 29.6 por ciento de incremento en cada rubro, respectivamente, con respecto al año anterior.

Hubo dos cintas que tuvieron, además, una excelente taquilla en Estados Unidos: “Ya Veremos”, que recogió 4.8 millones de dólares, además de los 198 millones de pesos que hizo en México, y “La Boda de Valentina”, que logró 2.7 millones de dólares en aquel país, además de los 159 millones de pesos que recaudó aquí.

En el caso de “Ya Veremos”, tanto los productores Jacobo Nazar y Rodrigo Trujillo, encargados de que el proyecto se llevara a cabo, de que tuviera suficiente inversión y de resolver cada obstáculo que se presentó, como el director Pedro Pablo Ibarra, encargado de que la historia lograra la mayor empatía posible con sus públicos, y los protagonistas Mauricio Ochmann, Fernanda Castillo y Emiliano Aramayo han logrado tener un reconocimiento en la industria que obviamente los llevará a hacer cintas igual o más exitosas en las taquillas de México y el mundo.

La métrica es la misma para todas las películas

Igualito pasa en las plataformas de streaming. Cada película es comprada de acuerdo con su éxito en las taquillas, no hay otra métrica, es la misma para todas las cintas del mundo, en todos los países, con todos los productores, directores y actores que quieran tener un lugar en las ventanas de exhibición.

La explicación es muy sencilla. ¿Por qué destinar espacios y recursos a una película que no va a llevar público a los cines o a las plataformas si existen historias que sí quiere ver la gente? Ahí les dejo esta pregunta y espero sus comentarios.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here