Por Red Ring
Twitter: @RedRingMx

Seguramente en distintos medios (redes sociales, televisión, revistas, etcétera) has visto un sinfín de consejos para llegar bien preparado a una entrevista de trabajo. Antes que nada, debes tener una preparación psicológica, no tengas miedo y quita de tu mente la idea de que vas a ser evaluado y que es la vacante perfecta para ti. Piensa que irás a platicar sobre tu experiencia y que sólo es una oportunidad más de trabajo.

Como especialistas en reclutamiento, te compartimos los siguientes doce puntos que a lo largo de nuestra experiencia hemos notado que se repiten constantemente en las entrevistas y pueden ser motivo para que un candidato sea descartado:

1. Si no sabes algo no mientas. No inventes experiencia que no tienes, primero por ética, segundo porque si el reclutador se da cuenta te descartará inmediatamente, y tercera porque pasarás a una entrevista técnica y ahí te pueden descubrir.

2. El reclutador observa tus movimientos. No le des importancia porque te vas a distraer, te notarás nervioso ya que seguramente te está analizando.

3. No mires lo que el reclutador escribe. Esta acción denota inseguridad de tu parte.

4. Presta atención e interés en la entrevista en todo momento. Normalmente se nota cuando estás disperso o cuando ya te quieres ir.

5. Falta de conocimientos del reclutador. Si notas que el reclutador no cuenta con los suficientes conocimientos técnicos, no hagas cara de molestia o mucho menos te muestres prepotente.

6. Sonríe. Que se note tu entusiasmo y ganas de trabajar.

7. Debes ser concreto. Es muy importante que pongas atención a lo que te preguntan y contestes lo más relevante sin rodeos. Normalmente el reclutador tiene muchas entrevistas en un día y si hablas demasiado puedes incluso generar que tu entrevista sea muy breve.

8. Investiga las competencias laborales que requiere el puesto al que te estás postulando. Es importante que tomes esto en cuenta ya que muchos reclutadores te evaluarán por competencias.

9. Antes de la entrevista analiza cuáles son tus competencias fuertes. Seguramente tendrás varias no desarrolladas al 100 por ciento, pero cuando te pregunten sobre alguna de ellas puntualiza que la tienes identificada y que has comenzado a trabajar en ella describiendo cómo lo has hecho.

10. No exageres en tus respuestas. Aunque sea algo que dominas no te vayas a los extremos.

11. Lee bien la vacante que ves publicada. La mayor parte de las veces el reclutador publicará tal cual el requerimiento del personal que levantó y eso mismo es lo que te preguntará en la entrevista.

12. En el caso de la entrevista técnica sé muy abierto. Expresa lo que sabes y si hay algo que no sepas, indícale al entrevistador que puedes aprenderlo muy rápido y dale un ejemplo.

En resumen, es muy importante que te autoanalices, que hagas una introspección y de ese modo estés consciente de tus áreas de oportunidad y de tus fortalezas tanto en temas de conocimientos como de competencias.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here