características curso online

Ciudad de México.- La educación en línea es una verdadera alternativa para quienes no tienen el tiempo suficiente de estudiar. Pasó de ser un simple recurso a una realidad que ha transformado los ambientes de aprendizaje y permite que los estudiantes retengan 60 por ciento más información.

A pesar de los avances tecnológicos que hay en este tema, se siguen desarrollando productos con una evidente ausencia de calidad y que, además, son aburridos, lo cual genera una mala percepción en los estudiantes que han experimentado este tipo de cursos online. Por eso, es importante que los usuarios se fijen en ciertos elementos para determinar qué tan bueno es un curso online y si vale la pena invertir en él.

Características que hay que fijarse al tomar un curso online

De acuerdo con Julián Melo, ceo de la startup de e-learning UBits, los usuarios que planeen estudiar un curso online deben fijarse en las siguientes características:

1. Experto: Este aspecto es clave al momento de dictar una clase online. El experto debe conectar con el estudiante y generar tanto empatía como credibilidad. Muchas veces se tienen expertos con una curricula impecable y suficiente experiencia pero que no conectan con la cámara. Es importante tener cuidado con la búsqueda de estos expertos, ya que no basta con haber dictado una clase presencial.

2. Producción creativa: El instituto tiene la gran responsabilidad de enganchar al estudiante para que continúe con sus cursos. La producción desempeña un papel clave en esto. Un buen recurso creativo puede ser una mezcla entre videos con animaciones, imágenes de apoyo y presentaciones interactivas; sin embargo, no se debe abusar de ellos ya que se pueden convertir en elementos de distracción. Asimismo, se debe tener en cuenta que el uso del color, los tamaños de los recursos y las tipografías en e-learning son diferentes a los que se usan en los impresos tradicionales con que se estudia en un centro educativo presencial.

3. Comunidades: En los cursos virtuales la soledad del estudiante es una de las mayores consecuencias de deserción. El estudiante siente que no conecta con el contenido, se siente aburrido y, en consecuencia, termina desertando del curso. Al crear comunidades alrededor de temas en común, se le permite al estudiante generar aportes, integrarse con su comunidad y encontrar nuevos intereses. Esto se puede crear por medio de foros, wikis y comunidades privadas en redes profesionales como LinkedIn. Un curso virtual no se trata solamente de entregar contenido, también se debe buscar la interacción.

4. Navegación intuitiva: Al interior de un curso se le debe permitir al estudiante conocer cuáles son los siguientes pasos en sus estudios y dónde puede encontrar los recursos que necesita. Este es uno de los grandes retos en educación. No es sólo tener una plataforma educativa de última tecnología y saturar al estudiante con recursos, se trata de usarla apropiadamente y saber cómo integrarla con el curso.

5. Tiempo: Hoy en día, las personas tienen una capacidad de atención baja, es por eso que el tiempo es un factor importante. Se recomienda la producción de videos cortos de no más de siete minutos y lecturas sintetizadas. Adicionalmente, hay que tener en cuenta el método asincrónico para que el estudiante vaya con la velocidad que él decida.

6. Objetivos de aprendizaje: Es importante que el estudiante entienda por qué está realizando el curso y si es el apropiado para él. Hacerle una introducción sobre qué va a recibir en cada módulo es una buena forma para que el estudiante vea si el contenido es el que espera. Además, se le debe informar previamente cuándo hay un prerrequisito de conocimiento, ya que al enfrentarse a un contenido avanzado que no entiende, puede ocasionarle malas experiencias de aprendizaje.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here