RSE

Por Daniel Gutiérrez Larotta
Director de consultoría de Grupo Human
Twitter: @DanGutierrezL

Las empresas deben tomar en cuenta que sus acciones afectan positiva o negativamente la calidad de vida de sus colaboradores e influyen en el desarrollo de las comunidades donde realizan sus operaciones. Para atender la desigualdad social y promover el crecimiento económico, los empresarios han comenzado a sumarse a iniciativas, desarrollar estrategias y generar programas de responsabilidad social.

Se debe considerar la responsabilidad social empresarial como una estrategia de negocio que integra el respeto por la comunidad y el cuidado del medio ambiente con la gestión de la compañía, independientemente del sector al que pertenece.

La estrategia puede estar enfocada hacia diferentes objetivos, entre los que destacan: ética empresarial, calidad de vida de los colaboradores, cuidado del medio ambiente, vinculación con la comunidad y compromiso por su desarrollo.

La implementación de acciones de responsabilidad social necesitan ser medidas para conocer su impacto tanto interno como externo, así como su relación con la productividad de la organización.

Por otra parte, al tratarse de una estrategia de negocio, las acciones dirigidas a cumplir con los compromisos de la responsabilidad social necesitan estar alineadas a los objetivos de la organización y considerar la participación de los diferentes grupos de interés.

Entre los beneficios de promover la responsabilidad social como estrategia de negocio se encuentran:

● Mejora la imagen de la compañía en la comunidad empresarial.

● Se refuerzan las relaciones con los clientes al mejorar la reputación de la empresa y sus marcas.

● Contribuye al desarrollo económico y social de la comunidad.

● Al procurar el bienestar de sus colaboradores se genera sentido de pertenencia, lo que reduce la rotación de personal y se refuerza la retención de talento.

● Al fomentar la participación de los colaboradores en las acciones de responsabilidad social se estimula el trabajo en equipo.

En materia económica, las iniciativas de responsabilidad social son valoradas positivamente por los inversionistas al considerar que estas prácticas están relacionadas con la gestión responsable de recursos, lo que reduce el riesgo financiero.

Por último, para que las acciones de responsabilidad social que la organización decida emprender tengan un impacto positivo tanto en la comunidad como en el bienestar de sus colaboradores, es necesario que exista una eficiente planeación y coordinación de las actividades.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here