Monterrey, N.L.- El pasado 18 de diciembre los asistentes a la Caravana de Coca-Cola en la ciudad regia fueron testigos de la formación de distintas figuras luminosas en el cielo, un mágico acontecimiento que fue posible gracias a la alianza entre la marca refresquera e Intel.

Cien drones equipados con luces LED ofrecieron un original espectáculo luminoso sobre el Parque Fundidora, para lo cual se utilizó una computadora para programar el comportamiento de cada dron, desde su ubicación hasta el momento exacto en que debía encenderse y moverse.

Los drones intentaron emular las estrellas del Polo Norte, por lo que Santa Claus animó a los presentes a pedir un deseo.

Con este activación, Coca-Cola cerró las actividades de caravanas que implementó durante las fiestas decembrinas.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here