Por Israel Castellanos
Administrador de proyectos de Red Ring

En los últimos años, con el crecimiento de las tendencias millennials y la adaptación de nuevas tecnologías y metodologías enfocadas en la innovación, ha surgido la idea de convertir un curriculum vitae en una infografía.

Para los que desconocen el término “infografía” y su relación en el ámbito laboral, éste se refiere a la “representación gráfica mediante diagramas, esquemas y líneas de tiempo sobre la experiencia laboral, grados académicos y logros de una persona durante su trayectoria laboral”.

Es de interés particular, así como hacer extensiva la participación al lector para generar retroalimentación y enriquecer a los candidatos y reclutadores, sobre el uso de infografías laborales y el uso del CV tradicional. Como empresa de recursos humanos, recibimos una cantidad infinita de CV’s y en estas últimas semanas se recibieron cinco CV’s en formato infografía. Aunque logra generar un interés a primera vista, en ocasiones su contenido no es el esperado por el reclutador o hasta cierto punto queda incompleto o corto.

Si bien no es necesario rellenar una historia laboral con hojas infinitas de contenido, es importante dar un mérito a aquellos que tienen el arte de escribir su historia laboral en no más de ochocientos caracteres. Esto no quiere decir que una infografía no puede ser lo suficientemente descriptiva pero, al igual que el CV tradicional, el candidato deberá hacer uso de habilidad de síntesis para plasmar en un menor espacio su historia laboral.

Foto: dribbble infographic resume

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here