curriculum vitae

Por Michael Convey
Director de Convey Publicidad

Estamos pasando por una época realmente complicada, las oportunidades de trabajo están escasas, contrario a las posibilidades de ser recortado.

En la agencia Convey Publicidad, por fortuna, no se han tenido que hacer recortes y el nivel de trabajo hoy nos pide que hagamos la contratación de un diseñador, por lo que recientemente tuve que hacer una revisión de CV’s.

Durante mucho tiempo aseguré que el curriculum es una tarjeta de presentación, alguien te la deja y en un pequeño espacio debes saber qué ofrece. Un buen amigo me comentaba que la única función del CV es “conseguir” la entrevista. Me recordó al programa “Elevator Pitch”. Sé de muchos cursos para hacer un curriculum, hay reglas muy básicas, la más importante, creo, es no poner sólo dónde estuviste, sino cuáles fueron tus logros.

En el caso de los publicistas, es muy complejo poner campañas, porque nadie hace las campañas a solas, siempre hay un equipo; estoy convencido de que las grandes ideas son parte de un proceso en grupo, así que poner una gran campaña puede ser un tanto falso a menos que se especifique qué es lo que se hizo.

Cuando se pone la posición que uno ocupaba en el mismo, es más fácil detectar tus habilidades, puedes haber sido quien dirigió, puedes ser el aprendiz de un destacado diseñador, puedes ser el que conjuntó las ideas de los demás. Pienso que ese dato es mucho más valioso que un simple “yo hice la campaña”.

Hay quien critica que la gente ponga datos personales, pues el CV es un documento profesional; en lo personal, me parece que incluir datos personales es una parte medular para conquistar a alguien, para lograr esa entrevista. Cuando un diseñador me dice que ama cocinar, estoy convencido de que su diseño debe estar cargado al lado editorial, pues debe ser fanático de los menús, de las recetas. Si un copy me dice que es fanático de la música, me dice que es alguien que conoce de rima, ritmo, estilos.

Sin duda, hacer un resumen curricular -cualquiera que sea la profesión- es algo muy similar a hacer un anuncio, en una sola hoja debes ser lo suficientemente atractivo para que quien lo está viendo te compre, te elija. Creo que no hay una receta exacta sobre cómo redactarlo: si tiene foto o no, si pusiste la primaria donde estudiaste o si trae tu dirección, es algo que sólo tú puedes decidir con base en qué quieres que sepan de ti, qué crees que sea lo mejor de ti, cómo quieres que te recuerden.

Por puro ejercicio de autoconocimiento, no está nada mal redactar nuestro curriculum vitae. Ojalá que cuando lo terminen y lo lean, estén tranquilos con lo que han hecho.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here