Erika Chafino, Directora general de Grupo Human

Por Erika Chafino
Directora general de Grupo Human
Twitter: @ejchafino

Para enfrentar situaciones de incertidumbre como la actual contingencia que atraviesa nuestro país por el COVID-19, es importante que las organizaciones desarrollen una estrategia de comunicación interna clara y concisa. Las medidas de distanciamiento social y la implementación de esquemas de trabajo a distancia han obligado a las empresas a modificar su dinámica laboral y sumarse a la digitalización.

En este contexto, el área de recursos humanos toma un papel estratégico para la compañía, donde las actividades de comunicación interna resultan esenciales para superar esta crisis, mitigar la incertidumbre y dirigir el esfuerzo de los colaboradores hacia las metas de la organización.

El primer paso es comunicar a los colaboradores la posición de la empresa frente a la contingencia, así como las medidas que se tomarán para superar la situación. Es importante mantener informado al personal para atender sus inquietudes. En este sentido, un mensaje claro hará que disminuya el miedo y la preocupación, lo que contribuirá a generar un clima organizacional positivo.

Ahora bien, la contingencia ha obligado a las empresas a implementar programas de home office, desarrollar modelos de venta en línea y reforzar los esfuerzos de comunicación con clientes a través de redes sociales. En este escenario, los responsables de recursos humanos necesitan definir los canales internos que permitirán el flujo de información durante la contingencia, como redes sociales corporativas, aplicaciones de mensajería o plataformas para realizar videoconferencias.

Una vez que se han definido los canales de comunicación, lo siguiente es definir el tipo de contenido que se compartirá con el personal. Es recomendable considerar temas que ayuden a mantener la productividad durante el home office como: administración del tiempo, gestión de prioridades, uso de plataformas digitales para laborar desde casa y ergonomía en el espacio de trabajo.

Además de proporcionar contenido de valor para mantener la productividad, la contingencia brinda a las empresas una oportunidad para impulsar el desarrollo de sus empleados desde casa mediante capacitación en línea.

Por último, una estrategia de comunicación interna sólida ayudará a los líderes a identificar las necesidades de su equipo y conocer su percepción frente a la crisis del COVID-19; este conocimiento les permitirá llevar a cabo acciones que mejoren la calidad de vida laboral. Al velar por el bienestar emocional de los colaboradores, es posible reforzar su sentido de pertenencia e incrementar su desempeño.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here