evolución de los incentivos corporativos

Por Lope Campos López
CEO de Tarjeta Regalo

¿Recuerdas aquella época cuando un diploma o un trofeo eran considerados los mayores símbolos de reconocimiento laboral? Durante décadas, los incentivos se exhibieron de forma casi museográfica en escritorios, paredes y salas de espera de oficinas. Después, toda esa solemnidad migró a artículos electrónicos: el mejor gerente regional obtenía un teatro en casa, el director comercial con mejores resultados una pantalla gigante de plasma.

Seguramente decenas de vendedores acumularon reproductores de DVD año tras año. Los últimos diez años los incentivos se sofisticaron: viajes, experiencias, tecnología, artículos de lujo y monederos electrónicos para tiendas departamentales. Hoy volteamos hacia atrás y, además de lejanía, vemos todo esto con cierta nostalgia. Pero el COVID-19 cambió el juego.

El boom de la digitalización cambió la manera de incentivar a los colaboradores

La pandemia tuvo consecuencias negativas imposibles de cuantificar, pero también abrió muchas oportunidades para innovar. En el caso de la industria de incentivos, el 2020 aceleró la digitalización a un punto sin retorno y, consecuentemente, trajo grandes lecciones para motivar con éxito a un equipo de trabajo:

1. Es esencial comprender profunda y empáticamente las necesidades de los colaboradores para proveerles de incentivos asertivos, no de obsequios genéricos. Personalizar o dar libertar de elección en las recompensas es un enorme acierto.

2. La seguridad es un factor decisivo para retener al talento. Premiar los resultados de
manera constante y tangible es una estrategia simple pero efectiva.

3. El reconocimiento a través de palabras de afirmación perdió protagonismo. Hoy, cuidar a
un elemento de la empresa implica pasar a la acción con beneficios como horarios flexibles, apoyo al pago de servicios y otros “perks” similares.

La practicidad de los incentivos digitales para recompensar al talento humano

Los incentivos digitales son ideales para hacer posible lo anterior, incluso en momentos de
incertidumbre económica, recursos limitados y colapsos logísticos como el que vivimos ahora
mismo. La entrega del beneficio es instantánea, personalizable, completamente segura y sin ningún costo de envío, packaging o almacenaje.

Bajo este contexto, a finales de 2019 creamos Tarjeta Regalo como una solución para facilitar el fullfilment de incentivos corporativos a través de gift cards digitales, con el objetivo de ahorrar tiempo y dinero a nuestros clientes. Dos años después, somos una plataforma con presencia regional que tiene cientos de opciones de marcas y servicios de streaming, delivery, transporte, autoservicios, shopping, entretenimiento, salud y mucho más para todos los perfiles de destinatario. Mientras más crecemos, nos damos cuenta de que esto dice mucho del lugar al que vamos como sociedad, cómo evoluciona año con año el panorama laboral y las necesidades de los colaboradores.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here