Por Ignacio Serna
Ceo de Serna PR
Twitter: @SernaNacho

La responsabilidad social de las empresas debe ser analizada desde tres perspectivas diferentes y complementarias: la perspectiva ambiental, que analiza el papel de la empresa en términos de impacto en el medio ambiente; la social, que es la que explora los efectos de la empresa en aquellas comunidades o grupos sociales sobre los cuales tiene alguna relación y que involucra a sus colaboradores, poblaciones cercanas, clientes, proveedores, gobierno, sociedad civil, entre otros; y la económica, que se concentra en la obligación que tiene toda empresa de ser rentable y permanecer productiva a lo largo del tiempo.

De acuerdo con el CEMEFI, de 2012 a la actualidad se ha duplicado el número de organizaciones con el distintivo de RSE, pero ¿a qué se debe este crecimiento en estas temáticas? A que los consumidores y clientes de diversas empresas, al tener mayor acceso a tecnologías como el internet y las redes sociales, son más exigentes en la búsqueda de productos y/o servicios que les brinden una experiencia completa y satisfactoria, y las empresas socialmente responsables son más atractivas por fomentar un mejor entorno dentro y fuera, lo que las hace las preferidas por el público.

Tan sólo en 2012 688 empresas contaban con el distintivo, mientras que en 2016 el número llegó a mil 388. Y justo esto representa la importancia de mantener una imagen de compromiso con la sociedad que permite aumentar la credibilidad y reputación de las compañías. Pero no sólo basta con un distintivo de esta naturaleza ni aplicar políticas de RSE, sino contar con estrategias de comunicación que nos permitan ampliar el espectro de impacto de éstas.

Hoy en día, se debe de capitalizar, comunicar y tener un fuerte impacto con las causas que se realicen en toda la cadena de valor. Por ello, en Serna PR tratamos de orientar a nuestros clientes para que tengan una participación destacada con las comunidades con las que interactúan día a día como retribución a sus públicos internos y externos. Lo mejor es que con estas buenas acciones siempre se genera más negocio.

Cada vez son más las empresas que están haciendo conciencia de ser socialmente responsables, porque más que una moda se ha vuelto una necesidad al ver que los consumidores prefieren estas compañías que se muestran amigables con la sociedad y el medio ambiente.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here