Sé un referente de buen manejo de marca a través del benchmarking digital

benchmarking digital

Por Javier Vázquez y Elisa Trejo
Director general y Aliada de marca en Tok Relaciones Públicas
Twitter: @tokrp

Puedes lograrlo si creas, a partir de tu análisis, una estrategia competitiva estable y difícil de imitar.

Porque son pocas las personas que conocen la diferencia entre benchmarking y benchmarketing, en Tok RP nos hemos dado a la tarea de analizar ambas técnicas para poder diferenciarlas y utilizarlas correctamente.

Ambas vienen del vocablo “bench” que puede traducirse como “referencia”, así que cuando hablamos de benchmarking nos referimos a la gestión empresarial que se realiza en una organización en función de la que se lleva a cabo en otra elegida como referente. En el caso de las redes sociales, se trata de monitorear a la competencia y mejorar la estrategia de tu marca, incluyendo también las tendencias del momento.

En cuanto al benchmarketing, de acuerdo con la revista digital INESEM, “las políticas en este campo (sobre precios, distribución, comunicación y el propio producto, principalmente) se desarrollan también según las líneas de acción que la compañía elegida como referente aplica”, es decir, que este término mercadológico puede ser aplicado al comparar tu marca con la competencia en sus procesos de distribución y venta.

Una vez aclarado lo anterior, nos enfocaremos únicamente en benchmarking y su aplicación en el marketing digital.

Tipos de benchmarking

● Competitivo: Es cuando analizas y comparas directamente a tu marca con tu competencia principal. Pueden ser marcas con las que compites directa, indirecta o aspiracionalmente.

● Funcional: Cuando la comparación es con marcas o empresas de otros sectores que lo hacen bien y, aunque no son competencia para ti, buscas extraer las mejores prácticas.

● Interno: Éste es recomendable para grandes corporaciones divididas por áreas o grupos de marcas que operan como una sola empresa. La finalidad es comparar la marca que llevas con las demás y tomar aquellas estrategias que se hacen bien para mejorarlas y aplicarlas en la tuya.

● Integral: Cuando tu análisis incluye los tres puntos anteriores.

Aplicación en el marketing digital

El benchmarking debe ser un proceso habitual y recurrente, por lo que te recomendamos incluirlo en tu plan anual, analizando los productos o servicios, los procesos de trabajo digitales y los canales de comunicación que emplea la competencia.

Los puntos más importantes a comparar son los siguientes: estrategia digital completa, imagen de marca, estrategia SEO, estrategia Social Media, campañas SEM, marketing de contenido, copywriting, protección de datos y alguna otra área que quieras mejorar.

Los principales beneficios que obtendrás con esta práctica son:

● Conocerás mucho mejor el sector y a tu competencia.

● Estarás en continua mejora e innovación, lo que se reflejará directamente en el ROI.

● Tu marca estará siempre actualizada y en tendencia.

● Serás más consciente de las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas.

Finalmente, recuerda que por muy atractiva que sea la estrategia de otros, nunca debes sustituir la creación de estrategias y ventajas competitivas que sean estables y difíciles de imitar, ya que esto te colocará como referente de los demás.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Hugo Vidal About Hugo Vidal
Comunicador Gráfico por la UAM Azcapotzalco ilustrador y ex-infografo, apasionado por la mercadotecnia y las nuevas tecnologías, coordinador editorial y agente del caos en The Markethink. sigueme en twitter @morfosmedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>