cómo vender ropa que ya no se usa

Ciudad de México.- Iniciar un proyecto de venta de ropa nunca es fácil y mucho menos si se trata de ropa de segunda mano o vintage, pero no por ello es imposible. De hecho, las ventas de este tipo de prendas se han incrementado en los últimos años y se prevé que en 2030 superen al fast fashion. No cabe duda que hoy más que nunca el futuro es verde.

Vender la ropa que ya no usas puede traer beneficios extras como tener más espacio en tu clóset y, además, contribuir al desarrollo de la moda sustentable. Se estima que por cada prenda de moda usada que se vende se ahorra un 80% de huella de carbono. ¡Combo doble! Por un lado, generas un ingreso extra y, por el otro, ayudas al planeta.

Por ello, si estás pensando en iniciar tu propio negocio, aquí te presentamos algunos consejos que, sin duda, harán de tus ventas un win win, ¡sigue leyendo!

Detox de clóset: Si quieres comenzar a vender la ropa que has dejado de usar, entonces es importante que selecciones muy bien las prendas, ¡revisa a fondo tu armario! Puede tomar un poco de tiempo, pero créelo, vale toda la pena del mundo.

Lava y plancha: Una vez que ya tienes todas las prendas listas, es importante que les des mantenimiento para hacerlas lucir “como nuevas”. Recuerda que una prenda, sobre todo de segunda mano, debe transmitir confianza e higiene.

Define el canal ideal para tu negocio: Una vez que ya tienes las prendas listas para venderse, debes definir cómo quieres venderlas o qué canal usarás para sacarlas a la luz. Hoy en día, hay muchos bazares en Instagram o plataformas como GoTrendier que te ayudan a vender ropa de manera más fácil y segura, sólo se trata de que explores un poco.

También puedes optar por el método tradicional que es tener un local (aunque puede ser un tanto costoso en un inicio por temas de la renta, etcétera). Una variación más económica puede ser una venta de garage.

Una imagen dice más que mil palabras: Si optas por vender tu ropa en línea, entonces aprovecha este canal para explotar toda tu creatividad. Toma fotos de las prendas en lugares donde se vean más atractivas e incluso ánimate a armar diferente outfits con una misma prenda, seguro inspirarás a tus compradoras.

Tip extra: pon una breve descripción de la prenda para que quien la adquiera tenga más conocimiento de cómo cuidarla.

Precio competitivo: Una vez que ya tengas todo listo, es momento de poner los precios. Usualmente, al ser ropa second hand, los precios pueden variar de la mitad del precio original a un precio un poco más elevado, dependiendo del tiempo que tiene la prenda, si es una marca reconocida, si es una prenda de colección, si la prenda se encuentra en excelentes condiciones, etcétera. En este punto no está de más que investigues un poco sobre las prendas que venderás.

Con estos sencillos consejos puedes obtener ventas exitosas y convertirte en toda una Girl Boss. Recuerda que todo es cuestión de paciencia. ¡Mucho éxito!

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here