Verónica Valencia, Periodista especializada en TI y consultora para Pymes

Por Verónica Valencia
Periodista especializada en TI y consultora para Pymes
Twitter: @vaescomunica

Para tener una venta exitosa en el mundo real y en el mundo virtual, es necesario que conozcas a tu cliente, y no basta con saber que ese cliente siempre le da like a lo que publicas en tus redes sociales o que el otro prefiere que le envuelvas para regalo el producto que compró en tu tienda física.

Es muy común que las empresas se pierdan entre conceptos como público objetivo, segmentación de mercado y buyer persona; sin embargo, identificar estos conceptos es sumamente importante a la hora de trazar un Plan de Marketing Digital, también conocido como Social Media Plan.

Y es que si las acciones de marketing y comunicación no están enfocadas al público objetivo, el impacto sería nulo y obviamente estarás tirando tu dinero y malgastando tu tiempo, situación que no es sana para ninguna empresa.

Para entender lo que es un público objetivo, primero debemos saber qué es una segmentación de mercado. Ésta consiste en dividir el mercado al que se dirige una empresa en pequeños grupos o segmentos, dichos segmentos son nuestro público objetivo o el target en marketing.

Por ejemplo, vamos a suponer que tu empresa vende labiales. ¿Cuál es tu mercado potencial? Todas las mujeres que usen maquillaje, ¿estás de acuerdo? O puedes decir que todos los que te quieran comprar, pero resulta que tu labial no es para todas las mujeres, pues sus colores son más modernos, el estuche es más anticuado y sus ingredientes previenen las arrugas prematuras… entonces, ¿para qué mercado es tu labial?

De aquí podemos desprender que buscamos mujeres profesionistas, que estén en un rango de edad entre 20 y 35 años, que vivan el climas áridos, que necesitan un labial que dure las 24 horas del día… esto es una segmentación, es decir, un grupo de personas que tienen las mismas necesidades y que podemos cubrir con nuestros productos y/o servicios.

Ahora bien, un buyer persona es como ficha del perfil de tu cliente ideal, como si fuera un retrato ficticio. Este perfil tiene un nombre, una edad, un género, un lugar de residencia, nivel académico, nivel de ingresos, cultura y estado civil, ente otros datos. También sabemos su personalidad, su comportamiento, sus objetivos, lo que le gusta en redes sociales.

Si tenemos este retrato ficticio de tus clientes, entonces puedes determinar en qué redes sociales debes tener presencia, en qué horario, con qué tono hablarle y con qué copy (es un texto creativo en publicidad) debes publicar tus posts.

Crear un buyer persona no es tan complicado, sólo tienes que analizar las métricas cuantitativas y cualitativas. Una herramienta que te ayudará en esta tarea es Google Analytics. También puedes hacer uso de una investigación de mercado, encuestas, entrevistas a tus clientes y por la retroalimentación que te dejan en los formularios o en las redes sociales.

Para que tu buyer persona funcione, es importante que todos las áreas o departamentos que estén en contacto con el cliente participen en su elaboración.

Resumiendo, para crear tu buyer persona, debes responderte las siguientes preguntas: qué hace el cliente potencial, qué necesita, qué le preocupa y cómo puedes satisfacer su necesidad.

Para saber qué contenido le puede interesar a ese buyer persona y cómo hacer un análisis SEO y mejorar tu ranking en Google hablaremos la próxima vez.

Hasta entonces…

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here