prevención cáncer cervicouterino

Ciudad de México.- En México el cáncer cervicouterino cobra la vida de cientos de mujeres cada año y la mejor herramienta para combatirlo es la prevención y el diagnóstico oportuno.

Este tipo de cáncer representa un tabú social por su asociación con el Virus del Papiloma Humano y con enfermedades de transmisión sexual. Es la segunda causa de cáncer más común en mexicanas y la cuarta causa de muerte de mujeres en todo el mundo.

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, la pobreza es un factor de riesgo para el cáncer de cuello uterino. Muchas mujeres con bajos ingresos no tienen fácil acceso a servicios adecuados de atención a la salud, incluyendo las pruebas de Papanicolaou, por lo que es posible que no se hagan pruebas de detección ni reciban tratamiento para lesiones precursoras de cáncer cervicouterino.

Por esta razón, en 2001 Fundación Pedro y Elena Hernández, A.C., en colaboración con Fundación Luis Pasteur, I.A.P., implementó el proyecto de prevención y detección oportuna de cáncer cervicouterino en las comunidades rurales de Cuenca de Valle de Bravo, en el Estado de México.

Durante 2018, la fundación brindó 2 mil 344 servicios de salud (Papanicolaou, colposcopías, revisiones, biopsias, pláticas sobre cáncer cervicouterino, Androscopia, electrocoagulaciones y exploración clínica de senos) a mujeres de escasos recursos de la región. Para 2019 espera aumentar la cifra a 2 mil 500 servicios de salud.

Para atención a pacientes en las instalaciones de Valle de Bravo, comunicarse de lunes a jueves de 9:30 a 15:00 horas al (726) 26 220 33.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here