Puebla, Pue.- En el marco de Smart City Expo, Clear Channel presentó su estudio “Publicidad Exterior en Entornos Urbanos”, que revela que tecnología interactiva, mobiliario que cree espacios urbanos sociales para la comunidad, programas de movilidad pública que reduzcan la congestión y conectividad wi-fi son algunas de las tendencias que caracterizan a la publicidad out-of-home.

Con el objetivo de abordar cómo la publicidad exterior puede facilitar la relación con los ciudadanos y atraer visitantes, ingresos, diversidad cultural y otras ventajas a las ciudades actuales y del futuro, Clear Channel realizó dicho estudio en siete ciudades de Latinoamérica, en el que se destaca la percepción del público respecto a cómo la publicidad exterior puede ayudar a mejorar la vida en la ciudad.

Aris de Juan, ceo de la empresa, advirtió que “no es suficiente con hacer publicidad. Hay que poner la máxima atención en garantizar que el inventario que utiliza la ciudad sea de gran calidad, se gestione y cuide bien, y que la publicidad mostrada conecte con la gente de un modo significativo, esto es, mejorando sus vidas y su experiencia urbana”.

Para ejemplificar lo anterior, describió que el 83 por ciento de los encuestados desean que la publicidad exterior proporcione información sobre el tráfico o los trenes, el 81 por ciento quiere que el medio exterior dé información sobre eventos de carácter público, el 78 por ciento plantea disponer de más información local como servicios y mapas, el 77 por ciento está interesado en ver la previsión meteorológica local, el 82 por ciento pide ver la hora en soportes de exterior y, en el caso de Río de Janeiro, el 79 por ciento de la población le interesaría que ofreciera más noticias de carácter general.

El directivo también presentó datos sobre el papel que la publicidad debe cumplir en las ciudades inteligentes. “Es en este nuevo modelo de ciudad donde entra a escena el papel de la publicidad exterior, ya que las personas cuando están fuera de casa interactúan con ella. Ahora, de la mano de los recursos tecnológicos, los anuncios exteriores pueden brindar a los usuarios nuevas formas de interacción y múltiples beneficios como ha ocurrido en las ciudades de Ámsterdam, Estocolmo y Milán, así como en Estados Unidos:

• En Ámsterdam, la ciudad más inteligente de Europa, casi el 70 por ciento de todos los desplazamientos se realizan en bici o a pie. Amsterdam Smart City es un proyecto de colaboración entre los sectores público y privado que estudia soluciones de datos abiertos y movilidad con el fin de generar ideas que mejoren la calidad de vida.

• Estocolmo colaboró con agencias del sector privado para presentar e-Adept, un pequeño asistente electrónico de navegación que los invidentes utilizan a través de su celular y que les permite desplazarse autónomamente por la ciudad. Esta tecnología ha ahorrado a la capital sueca veinte millones de dólares.

• En Milán, BikeMi da rienda suelta a la movilidad con el primer sistema integrado de alquiler de bicicletas, que combina tres mil bicicletas convencionales con mil bicicletas eléctricas. Cada parada está equipada con un código QR que permite a los usuarios enviar comentarios en tiempo real, actualizar información y exponer quejas a través de su smartphone.

• La publicidad exterior no sólo sirve al desarrollo social, de igual manera ha apoyado a la seguridad pública. Desde 2007, las vallas digitales de Estados Unidos han mostrado a fugitivos buscados, personas desaparecidas y mensajes de seguridad prioritarios. Clear Channel utiliza las vallas publicitarias como servicio público sin costo adicional y aprovecha el poder incomparable de las señales digitales para llegar a grandes audiencias y mostrar mensajes en tiempo real, constituyendo así un valioso recurso en la lucha contra la delincuencia. Las alertas instantáneas y el enorme alcance del medio exterior han convertido esta campaña de servicio público en un éxito.

“Este es un momento crucial para las ciudades y para la publicidad exterior, que interactúan de manera innovadora y fortalecen su relación y conexión con el creciente número de personas, empresas y organizaciones que están confluyendo para forjar sus destinos en las áreas metropolitanas”, concluyó de Juan.

Cabe señalar que las megaciudades son una tendencia global que se acentúa cada vez más con la migración de las personas a entornos urbanos. Se estima que para 2050 siete de cada diez personas vivirán en una ciudad (a principios del siglo XX esta relación era una de cada diez).

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here