Estados Unidos.- Para los próximos festejos de Halloween Walmart puso a la venta un disfraz para niñas llamado “Naughty Leopard” (leopardo travieso), nombre que causó ruido en algunos padres de familia que acusaron a la tienda minorista de vender artículos que sexualizan a los niños.

Debido a las quejas recibidas, el gigante decidió retirar el producto de sus tiendas físicas y online, y anunció: “Pedimos disculpas a los clientes que pudimos haber ofendido por el nombre del traje, ya lo estamos retirando de nuestros estantes”.

El disfraz está conformado por un tutú negro con ribete púrpura y una diadema con orejas del mismo color, que si bien no era nada sexy ocasionó que algunos consumidores arremetieran contra él y lo consideraran “sexual”, “horrible” e “inapropiado”.

Algunos de los tweets que aparecieron en la red de microblogging en contra del felino disfraz fueron:

“¿Qué clase de padre compra un traje como éste para su niña? ¿Qué clase de mente diseña algo así?”

“Se supone que los disfraces de Halloween deben dar miedo, ser lindos y, a veces, divertidos. Pero un traje para niña llamado ‘Naughty Leopard’ que se vende en Walmart francamente es preocupante”.

disfraz naughty leopardAunque el término “naughty” hace referencia a una persona “traviesa” o “desobediente”, también es empleado para describir algo obsceno.

Para averiguar si el objeto del escándalo era el traje en sí o el nombre, Walmart se dio a la tarea de realizar una revisión rápida de los atuendos que comercializa y se encontró con varias sorpresas: en el inventario aparecen un traje de “Supergirl” totalmente rosa, un disfraz de “gato” integrado por un tutú corto y orejas, otro más que se asemeja a una “diva-diabla” que consta de tutú y cuernos, y -para las niñas más grandes- minivestidos sexys de Monster High… al parecer, el controversial “Naughty Leopard” está lejos de ser el disfraz más ofensivo del año.

Otros atuendos polémicos

El disfraz de leopardo travieso no fue el único que desató controversia en estos días. Hace poco Walmart y Amazon dejaron de vender un turbante blanco y una barba que juntas convertían a cualquier persona en el otrora terrorista más buscado del mundo Bin Laden, después de que la Coalición Sikh -organización encargada de luchar contra el sentimiento antiislámico en Estados Unidos- los presionara de retirarlos ya que podrían resultar ofensivas para las familias de las víctimas del 11/S.

Asimismo, esta misma semana dos tiendas de Reino Unido tuvieron que retirar de sus estantes trajes que aludían a un enfermo mental, tras las manifestaciones de distintas organizaciones dedicadas a luchar contra los estigmas en torno a este tipo de enfermedades.

Sigue a @Themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here