educación ambiental en niños

Ciudad de México.- Como parte de sus estrategias de responsabilidad social, la marca experta en limpieza y desinfección Pinol realizó su primer livestream organizado en conjunto con Fundación AlEn y Reforestamos México para hablar de la importancia de fomentar la educación ambiental en casa para ayudar al cuidado de nuestro planeta.

Como invitados a este evento online estuvieron presentes Charlie Cancino como conductor y la bióloga Frida Murillo, coordinadora de APLI, quien mencionó algunas acciones que podemos llevar a cabo para generar un cambio desde nuestros hogares.

Existen diferentes etapas de educación ambiental que ayudan a que nuestro día a día genere cambios importantes en pro del planeta. De acuerdo con la especialista, la primera etapa es el conocimiento y reconocimiento de los diferentes problemas que existen, lo cual da lugar a una segunda etapa que es la reflexión para definir qué acciones podemos realizar, y finalmente llega una tercera etapa que consiste en compartir información para crear conciencia e involucrar a la sociedad para que contribuya con esta labor.

“Actualmente ha aumentado la preocupación por el cambio climático y a veces llegamos a creer que nuestras pequeñas acciones no ayudan; sin embargo, todas ellas en conjunto abonan a lograr grandes metas para el cuidado del mundo”, reveló.

¿Qué acciones se pueden realizar en casa para cuidar el planeta?

Existen muchas actividades que podemos realizar dentro de nuestros hogares para ayudar a la conservación del planeta. Una de ellas es construir hoteles para insectos u hogares para polinizadores como abejas, aves, moscas, mariposas y colibríes, ya que éstos se encuentran amenazados por la pérdida de su hábitat, deforestaciones y plaguicidas con
ingredientes dañinos.

Además de polinizar, estos animales son muy útiles para controlar plagas que pueda haber en los jardines o plantas. Además, ayudan a evitar la compra de productos no orgánicos que pueden maltratar a otras especies y formar basura.

Otra acción que podemos implementar en casa es reducir, reusar y reciclar. La gran relevancia de separar residuos es que ayuda a disminuir el número de contaminantes, evita la muerte de diferentes especies por consumo de plástico, impide que se dispersen las sustancias tóxicas y que se contaminen los cuerpos de agua, y previene la proliferación de enfermedades y fuentes de infecciones en las ciudades.

Los centros de acopio de Grupo AlEn, que se encuentran ubicados en Monterrey y Saltillo, reciclan más de 1.5 millones de botellas de plástico al año.

También debemos hacer un uso responsable del agua. De acuerdo con cifras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se calcula que cada persona utiliza aproximadamente 360 litros de agua al día. Por eso, es necesario aprender a utilizar una menor cantidad de agua a la hora de bañarnos, lavar ropa, lavar trastes o cepillarse los dientes, así como a reutilizar el agua. Por ejemplo, el agua con Pinol o la que utilizamos para hervir verduras nos sirve para regar nuestras plantas.

Una excelente opción para no generar basura es unirse a los trueques. A veces compramos cosas que no vamos a utilizar constantemente, por lo que podemos intercambiarlas con alguien que las necesite y que nos pueda dar algo que sí necesitemos. Reutilizar y buscar formas creativas para alargar la vida útil de un producto puede resultar en un beneficio económico para nosotros.

“Necesitamos convertirnos en un consumidor responsable, debemos aprender a elegir bien los productos que compramos y pensar qué tanta basura generaremos, si realmente necesitamos el producto o si podemos suplirlo por otro”, puntualizó la bióloga.

También es importante comenzar a migrar a un consumo certificado, es decir, buscar que los productos que compramos vengan de una cadena de proveeduría que tenga buenas prácticas con el medio ambiente. Por ejemplo, los productos que tienen el sello FSC (Forest Stewardship Council) implica que un producto está ayudando a cuidar el medio ambiente y cumple con altos estándares de calidad para protegerlo.

La experta reveló que un árbol absorbe la contaminación generada por 10 automóviles y
para que una sola persona tenga suficiente oxígeno al día se necesitan 22 árboles.

Cabe señalar que vivir en espacios pequeños o departamentos no es impedimento para ayudar al planeta. Una buena idea es buscar a otras personas para aliarse, ya que en conjunto pueden adoptar pequeñas áreas verdes o árboles para ayudar a que los polinizadores realicen su trabajo.

La educación ambiental se debe fomentar desde temprana edad

Todas estas acciones deben estar orientadas a educar a las nuevas generaciones, a transmitir en los más pequeños todos estos conocimientos para que crezcan con una cultura ambiental que los concientice de cuidar su entorno.

Para finalizar, se hizo una invitación al público a continuar realizando pequeños cambios en su entorno, los cuales poco a poco se convertirán en grandes acciones que ayudarán a mejorar el mundo en el que vivimos.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here