importancia probióticos

Ciudad de México.- La pandemia de COVID-19 que ha tenido a la población en confinamiento ha causado ciertos estragos en la salud física y mental de las personas. Muchos problemas que pueden llegar a desarrollarse a causa del estrés y la incertidumbre se pueden ver reflejados directamente en el sistema digestivo y es por eso que Activia brinda algunas recomendaciones para ayudar a mejorar la digestión.

Durante el periodo de contingencia como el que estamos viviendo, es normal escuchar con más frecuencia sobre qué hacer para fortalecer el sistema inmune. Hoy está demostrado que no sólo por estar expuesto a cierto microorganismo patógeno significa que vas a enfermarte. Hay varios factores que influyen en el desarrollo de una enfermedad además de la exposición, como la genética y –algo recientemente reconocido– el tipo de microbiota que tienes.

Incluye probióticos en tu alimentación

¿Has escuchado decir que ‘eres lo que comes’? Esto es porque tu microbiota –lo que usualmente llamamos flora intestinal– es como tu huella digital: única, nadie tiene exactamente la misma que tú. Y uno de los factores que determinan cómo es tu microbiota es qué le das para alimentarse.

Tú puedes ayudar a controlar el tipo de microorganismos que viven en tu cuerpo si mantienes una dieta saludable.

¿Por qué consumir probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren beneficios a la salud del huésped, es decir, tú.

El consumo de probióticos alrededor del mundo ha aumentado de manera significativa gracias a la evidencia científica que demuestra su efecto positivo en funciones fisiológicas de todo nuestro organismo. Sin embargo, un detalle que muchas personas pasan por alto al iniciarse en el mundo de los probióticos es que no todos son iguales. Los efectos positivos sólo pueden atribuirse a una cepa específica.

Gracias a los avances científicos, hoy es posible encontrar probióticos en distintas presentaciones: desde cápsulas hasta cremas faciales, pero no todos cumplen las mismas funciones.

Los probióticos existen de manera natural en alimentos fermentados –yoghurt, kombucha, chucrut, etcétera– y cuando consumes alimentos ricos en probióticos, estás ayudando a balancear la cantidad de bacterias buenas en tu sistema digestivo.

¿Cómo comenzar a integrar probióticos a tu dieta diaria?

Comenzar a incluir probióticos como parte de la alimentación diaria es muy fácil y realmente depende de en qué momento del día prefieras hacerlo.

La mejor manera es consumiendo una o dos porciones de yoghurt diariamente y que al menos una sea con probióticos cepa-específicos, es decir, que tengan un beneficio directo sobre tu salud digestiva. Además, un yoghurt que contiene cultivos vivos puede mejorar la digestibilidad de la leche de la que se produjo, por lo que incluso algunas personas intolerantes a la lactosa pueden comerlo sin sentir las molestias digestivas típicas de su condición.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here