sobreendeudarse por el confinamiento

Por Guillermo Aguilar
Head of marketing de Creditea México

En esta cuarentena, ¿qué estás haciendo con tu dinero? Te darás cuenta, si te has quedado verdaderamente en casa, que probablemente tus gastos se han reducido de una manera importante; de no ser así, existen puntos que debes considerar para evitar salir de este confinamiento con tu salud financiera afectada.

Algunos consejos para no sobreendeudarse a causa del confinamiento son:

1. Deja de comprar como pasatiempo.

Comprar no es un hobby, es una acción detonada por el deseo, una necesidad racional y la
aspiración de mejorar nuestras condiciones. U.S. News and World Report explica que sólo el 5 por ciento de las personas sufre de un deseo compulsivo de comprar, es decir, un número creciente de consumidores lucha por limitar sus gastos. Comprar en línea puede ser muy cómodo con los métodos de pago que existen actualmente. Antes de dar el paso al check out, deja el carrito de compra por unos minutos, regresa y reflexiona sobre la necesidad auténtica de estas compras.

2. Si vas a invertir en nuevas actividades, no escojas más de dos por mes.

Los hábitos del consumidor están cambiando rápidamente y en nuestro país la industria del e-commerce se ha adelantado aproximadamente dos años en el tiempo, esto quiere decir que los procesos son más ágiles y el UX cada vez más cercano a la experiencia real de cliente. Será fácil dejarnos llevar por nuevos talentos como convertirnos en chef, fitness coach, gamer o hasta músico, pero todo esto requiere compras extras. Si realmente quieres enfocarte o especializarte en algo, dedícale el tiempo que se merece y sé mesurado en la inversión. Por ejemplo, si vas a armar un gym en casa, compra únicamente lo elemental, accesorios de ejercicio que ya has probado antes y que sabes que usarás por un periodo más largo.

3. Salda tus deudas y prepárate para emergencias.

Establece transferencias automáticas a una cuenta de ahorro de emergencia para que de manera constante reserves dinero en efectivo en tu presupuesto mensual a fin de crear un colchón financiero de emergencia. Evitar deudas es más fácil cuando se tiene una cuenta de ahorros a la cual recurrir para gastos de emergencia como una factura médica o una llanta ponchada, así no te ves obligado a depender de tus tarjetas de crédito.

4. Cocina en casa, vuélvete más DIY

El Centro Conjunto de Estudios de Vivienda de la Universidad de Harvard estima que el número de inquilinos que se consideran «con costos» debido a que sus gastos mensuales de vivienda exceden el 30 por ciento de sus ingresos ha alcanzado niveles récord. Si los gastos de renta o mantenimiento ya son altos, puedes mitigar algunos haciendo mejoras o reparaciones tú mismo. Hoy en día, existe un boom de tutoriales paso a paso en todos los formatos, prueba cocinar en casa al menos cuatro o cinco días a la semana para no volverte adicto a las aplicaciones de delivery, pues presionar un botón siempre es tentador a la hora de pedir comida. Por último, puedes hacer un inventario y limpieza de las cosas que ya no usas y venderlas en páginas de second hand.

Finalmente, recuerda que el new normal o nuestra nueva normalidad es un escenario ciertamente desconocido, ya que no tenemos muchos antecedentes de situaciones similares en las últimas décadas. Viajes, automóviles nuevos y artículos de lujo son totalmente un gasto y no una inversión en este momento, piénsalo dos veces antes de perder dinero en algo que quizás no utilizarás el resto del año.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here