México, D.F.- La detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán durante la noche del 21 de febrero en un hotel de Mazatlán, Sinaloa, ha generado aplausos, sospechas, dudas y opiniones divididas entre la población mexicana, ya que de acuerdo con una encuesta telefónica realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica a 800 personas, el 40.7 por ciento afirma que no es “El Chapo” verdadero, mientras que el 42.2 por ciento cree que sí.

77 de cada 100 entrevistados aseguran que la caída del “capo más buscado del mundo” en manos de la justicia es importante para el país. Sin embargo, el 70 por ciento sospecha que estuvo protegido por las autoridades durante los 13 años que se mantuvo prófugo, lo que hace que el 51 por ciento piense que volverá a escaparse de la prisión (¿quién puede olvidar su fuga del penal de máxima seguridad en enero de 2001 en un carrito de lavandería?).

Respecto a cuál institución o personaje tiene el mérito de la captura, el 28.8 por ciento se lo adjudica a la Marina, el 8.7 por ciento al Ejército, el 5.1 por ciento a la Policía Federal, el 3.6 por ciento se lo concede a la agencia estadounidense DEA, el 3.1 por ciento al Gobierno Federal y el 2.5 por ciento al presidente de México Enrique Peña Nieto.

El 94 por ciento de los ciudadanos coincide que el narcotráfico es un asunto de cuidado. El 61,8 por ciento lo califica como muy grave y el 32.2 por ciento como grave, aunque también hubo un 4.6 por ciento que no lo considera un tema relevante.

El 41 por ciento opina que el Gobierno debe negociar con “El Chapo” Guzmán para obtener información que le ayude a combatir a los criminales, pero casi la mitad (48 por ciento) está en contra de que dicho acuerdo le reduzca la pena de cárcel.

El 51 por ciento quiere ver al narcotraficante frente a un juez en México, mientras que 43 por ciento prefiere que sea juzgado en Estados Unidos. Y aunque hace unas horas Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, anunció que el líder del cártel de Sinaloa no será extraditado a Estados Unidos, el 55 por ciento de los encuestados está de acuerdo en que sea enviado a la Unión Americana donde pesan sobre él varias acusaciones graves.

El 52.7 por ciento cree que la protección que tuvo en sus años de fugitivo provino de las autoridades federales, el 9.6 por ciento de las estatales y el 8 por ciento de las municipales. El 21.2 por ciento piensa que los tres niveles de gobierno estuvieron involucradas.

Y sobre la reacción de los colaboradores de “El Chapo” tras su caída, 44 por ciento menciona que “se quedará tranquila por el momento”, a diferencia del 41 por ciento que intuye que “se va a poner violenta de inmediato”.

Sigue a @Themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here