México D.F.- Aunque en algunas profesiones las competencias técnicas siguen siendo fundamentales para progresar en un trabajo, hoy en día los empleadores están dando mucha importancia a las habilidades personales antes de integrar a un candidato en el equipo. En este contexto, Hays, consultora global dedicada al reclutamiento especializado, comparte cinco de las habilidades personales que las personas deben tener en cuenta para destacar en un ambiente de trabajo y alcanzar el éxito profesional.

1) Sinceridad. La sinceridad y la gratitud son actitudes que las personas agradecen; el comportamiento contrario se puede interpretar como condescendiente, reduciendo la moral del equipo con el que se trabaja. Al ser sincero, los compañeros de trabajo siempre buscarán a esta persona en los momentos que necesitan un consejo.

2) Aprender a escuchar. Es evidente cuando una persona escucha en lugar de oír. En cada reunión de trabajo se recomienda guardar el dispositivo móvil con el objetivo de evitar responder mensajes instantáneos o correos electrónicos, así como no interrumpir de manera constante cuando uno de los compañeros se encuentra hablando. Estas acciones provocarán que se gane una reputación amigable, atenta y concentrada. Por otro lado, al brindar entera atención a los compañeros se obtendrá como resultado que ellos sean más receptivos hacia las conversaciones personales, creando una relación de trabajo abierta y respetuosa.

3) Actitud positiva. Ser positivo es una de las habilidades que siempre tienen que estar presentes. Ésta se puede mostrar con una sonrisa, misma que usualmente es contagiosa y hará que prevalezca un ambiente placentero. Es importante difundir buenas sensaciones en el momento que se entablen conversaciones constructivas con los compañeros. Un entorno de oficina dinámica depende de la actitud positiva del equipo.

Evita caer en la obsesión con los temas que no han tenido los resultados esperados. La forma en que se tratan los errores es la que define qué tipo de profesional eres. Se recomienda trabajar arduamente por ser la persona que resuelve los problemas en el trabajo y no quien se encierra en ellos.

4) Confianza en uno mismo. Las relaciones de trabajo son más fuertes cuando se basan en la confianza. La mayoría de las personas se siente atraídas por los compañeros que saben que pueden enfrentarse a una situación difícil. Nunca hay que escapar ante un desafío, es conveniente tener confianza en la capacidad personal con la que se hará frente cada contratiempo.

5) Cortesía. Ésta es la más básica y esencial de todas las habilidades personales. De vez en cuando, todos pueden sentirse abrumados por las cargas de trabajo o plazos ajustados de entrega, pero debes evitar tomar las frustraciones que te rodean y hacerlas propias. Del mismo modo, la igualdad es una actitud fundamental en los entornos laborales, así que trata a todos con el mismo respeto.

Mediante el desarrollo de estas buenas habilidades personales en el lugar de trabajo, y siendo conscientes de cómo son percibidas por los compañeros de trabajo, es más factible que un profesional consiga resultados tangibles en su carrera profesional.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here