Mèxico, D.F.- La empresa española Marketing Olfativo dio a conocer un estudio de la Universidad Rockefeller de Nueva York que afirma que el olfato es el sentido que tiene mayor influencia en nuestra memoria al recordar sólo el 1% de lo que palpamos, el 2% de lo que oímos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que probamos y el 35% de lo que olemos. Mediante este sentido podemos estimular el aprendizaje y el desarrollo de las personas.

Uno de los primeros sentidos en desarrollarse es el olfato, ya que desde el primer trimestre del embarazo el bebé puede memorizar algunos aromas y al nacer el olfato le ayuda a reconocer a sus padres, a encontrar el pecho de su madre y durante toda su vida le servirá para crear conexiones.

De acuerdo con Richard Axel y Linda Back, ganadores del Premio Nobel de Medicina en 2004, la memoria olfativa es capaz de recordar hasta 10 mil aromas y tiene una conexión directa con la parte del cerebro que controla las emociones y almacena los recuerdos, así que cuando los niños crean una asociación con un aroma en específico lo recordarán toda la vida y, además, ese aroma podrá influir en su estado de ánimo.

Esta capacidad de los aromas de influir en los estados de ánimo y en los recuerdos de los niños brinda grandes oportunidades, basta con imaginar la manera en la que puede beneficiar a los pequeños el sentirse en un ambiente familiar y cómodo. “Uno de los aromas más utilizados por los padres es el aroma a bebé. Si aromatizamos una guardería con un aroma como baby powder, los niños se sentirán seguros ya que el aroma les parecerá familiar y será más fácil para ellos permanecer ahí y sentirse tranquilos”, explica Maxi Iannini, director general de Marketing Olfativo.

Hay además un sinfín de áreas donde se puede sacar provecho del marketing olfativo. Puede usarse en hoteles o restaurantes en áreas infantiles o de juego, en clínicas u hospitales reemplazando el característico olor que estos inmuebles tienen y que la gente rechaza por uno que evoque recuerdos felices en los niños y que los haga sentirse en confianza. Los olores que recomienda Marketing Olfativo para que los niños se sientan más cómodos en estos sitios son: el baby ambient, caribbean wind, bambú y spa; incluso, en consultorios dentales se podría utilizar aromas como cola ambient, muffin o party life, que evocarán recuerdos alegres por tratarse de aromas dulces.

Sigue a @themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here