neurociencia

Por Alejandra Vargas
Cofundadora de Property Public Relations
Twitter: @propertyprmx

Primero que todo… ¿Qué es la neurociencia? Es el estudio del sistema nervioso, el cual incluye el cerebro, la espina dorsal y todos los nervios que atraviesan el cuerpo. Ésta no sólo incluye dichas estructuras, sino también la psicología del cerebro, así como las interacciones del sistema nervioso y otros sistemas del torso humano.

En cuanto al mundo de los negocios, entender el cerebro nos permitirá tener un mejor conocimiento del comportamiento de las personas con las que trabajamos y descubrir nuevas formas de hacer de la oficina un lugar mejor.

Hoy en día, el cerebro promedio procesa treinta veces más información que hace veinte años, pero las personas no pueden concentrarse por más de veinte minutos. Además, el 90 por ciento de lo que es aprendido en una semana se pierde si la información no es reforzada. Por ello, es necesaria la neurociencia, ya que ésta ayudará a mejorar el funcionamiento de la mente y tener mayor flexibilidad de aprender nuevas habilidades, actitudes y comportamientos con mayor facilidad.

De acuerdo con el doctor André Vermeulen, experto en neurociencia, existen seis factores que aumentan considerablemente la neuroagilidad: el entrenamiento mental, las habilidades antiestrés, dormir bien, el movimiento, el ejercicio y la nutrición, y pensar positivamente. Si se manejan bien, estos elementos mejorarán notablemente la memoria, la concentración, la cognición, la energía y, claro, el rendimiento laboral.

1. Entrenamiento mental:

El entrenamiento mental es uno de los recursos más importantes que tenemos en nuestras manos y que debemos tomar en cuenta para incrementar nuestra capacidad de pensamiento. Es posible hacerlo mediante la ejecución de tareas mentalmente demandantes que, poco a poco, irán mejorando nuestras capacidades. Algunos ejemplos son: la actividad física, jugar con rompecabezas, salir del área de confort, la lectura, entre otros.

2. Habilidad antiestrés:

El estrés es el enemigo más grande el cerebro, así que respirar y el bienestar mental son claves para combatir dicho estado mental. En tiempos de estrés, nuestro hemisferio menos dominante automáticamente se apaga, afectando nuestro desempeño casi inmediatamente.

3. Dormir:

El hecho de dormir bien (mínimo cinco horas diarias) es muy importante para nuestro rendimiento. Nuestras ondas cerebrales tienden a alentarse a una frecuencia Alfa cuando descansamos, a una frecuencia Theta cuando nos sentimos cansados y a una frecuencia Delta cuando dormimos. Por lo
que, en conclusión, las frecuencias Alfa y Delta son indispensables para el bienestar mental.

4. Movimiento:

Aunque no lo creas, el hecho de estirarte en el trabajo o ir a caminar un rato en el horario laboral te ayudará a despejar la mente, con lo que comenzará a fluir y las ideas vendrán a ti con más facilidad.

5. Ejercicio y nutrición:

Ejercicios tales como el yoga, pilates e incluso la natación son actividades que activan la mente y te ayudarán en un corto plazo a conseguir un bienestar de salud y, sobre todo, de mente. En cuanto a la nutrición, como cualquier otra máquina, nuestro cerebro necesita energía; lo recomendado es tomar hasta ocho vasos de agua al día y alimentarte de frutas, vegetales, semillas, nueces, mariscos y pollo (y, claro, no saltarte comidas).

6. Pensar positivamente:

La actitud positiva es fundamental para el bienestar mental. Cuando una persona expresa palabras de aliento o piensa cosas positivas, se secretan neuro transmisores que facilitan el pensamiento crítico, el aprendizaje y, sobre todo, la creatividad. Cuando una persona es negativa, la mente
secreta químicos inhibidores que bloquean o limitan el flujo de impulsos electroquímicos que reducen el funcionamiento del cerebro.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here