México, D.F.- Como parte de su 90° aniversario, La Costeña invitó a los medios de comunicación a un tour en su planta de Ecatepec para que fueran testigos del proceso por el que pasan sus productos, desde su envasado hasta su embalaje listo para su distribución.

Rafael Celorio, director comercial de La Costeña, recordó que desde su fundación la empresa ha evolucionado junto a las familias mexicanas a fin de capturar y conservar los sabores de la cocina mexicana en más de 200 productos. “Desde 1923 en La Costeña nos hemos esforzado por reunir trabajo, talento, habilidad y nuevas tecnologías para preservar una de las mejores tradiciones de la cultura nacional: la cocina mexicana”, apuntó.

Hoy en día, La Costeña cuenta con tres plantas de producción en la República Mexicana: una en San Luis Potosí, con 6 hectáreas; otra en Guasave, Sinaloa, con 28 hectáreas; y la de Ecatepec, con 18 hectáreas. Ésta última tiene a su cargo la producción de chiles y vinagre y es el centro de distribución automatizado más grande de América Latina para la industria alimentaria.

En esta planta se procesan, además, 300 toneladas de estaño para la fabricación de botes, que van desde los 125 gramos hasta los 3 kg. Aquí llegan diariamente más de mil 600 toneladas de frutas y verduras frescas de temporada, de las cuales sólo se seleccionan aquellas que cumplen los altos estándares de calidad de la empresa. Éstas pasan de inmediato al proceso de limpieza y preparación, el cual se lleva a cabo de forma automatizada en líneas de producción cerradas que evitan que el producto se contamine.

Entre las innovaciones que la marca ha aportado a la industria de alimentos se encuentra el sistema Abre-fácil -incluido en sus botes desde 1997- y el sistema de envasado antiséptico combiblock -que elimina microorganismos mediante ultra-passteurización en envases de cartón-.

Sigue a @Themarkethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here