Por Laura Vaillard
Directora y fundadora de Medialo Consulting
Twitter: @lvaillard

Las redes sociales están más en auge que nunca. Por fin las empresas han entendido los beneficios del marketing digital y han comenzado a invertir en él. Incluso, hay compañías que hoy en día invierten 100 por ciento de su presupuesto publicitario y de marketing en estrategias online.

Sin embargo, no es cuestión de prender la PC y comenzar a escribir. Al igual que todo lo relacionado con comunicación, para ser efectivo, requiere una estrategia. Al tratarse de las redes sociales, que son instantáneas y espontáneas, muchos piensan que no hay que planificar, lo cual es un error ya que la planificación es una de las claves del éxito.

Otro punto fundamental es ser detallista para evitar errores y revisar el contenido varias veces antes de ser publicado. A su vez, es importante contratar a profesionales en la materia y no simplemente a personas activas en las redes sociales.

A continuación, quiero compartir con ustedes cuatro aspectos que aprendí como community manager, que les pueden ser útiles al realizar sus estrategias de social media:

1. Planificar sin perder la espontaneidad. Los expertos en redes sociales sugieren hacer un cronograma de posts que se van a publicar durante la semana, lo cual garantiza una lógica de publicación y ayuda a tener un discurso coherente. También promueve un diálogo con los usuarios. Sin embargo, vale la pena revisar los posts todos los días antes de que se publiquen para ver si es posible adaptarlos al contexto del día: si llueve, si juega la selección o si hace demasiado calor, por ejemplo. ¡Que el calendario no venza a la naturalidad de las redes!

2. Evitar el auto “Me Gusta”. Sorpresivamente, esta práctica es más común de lo esperado. Se supone que si uno comparte su contenido es porque está de acuerdo con él, pero darse un auto “Me Gusta” es como darse besos a sí mismo. A veces esto sucede cuando uno administra redes desde un administrador comercial y quiere darle “Me Gusta” desde su perfil personal. Pero hay que estar atentos. ¡No nos tiremos besos frente al espejo!

3. Compartir contenido de otros en su justa medida. Generar contenido original y relevante para nuestro público suele tomar tiempo y aunque a veces puede resultar difícil pensar en nuevas ideas creativas o contenidos que no hayan sido creados aún, los contenidos propios suelen ser más efectivos y los usuarios los valoran más. Inviertan, no se van a arrepentir cuando vean los resultados.

4. Medir es triunfar. Una de las principales ventajas de realizar acciones online es que todo es medible. Utilizando códigos de trackeo (UTMs), es posible seguir la ruta del consumidor: a qué links entró, qué acciones realizó, cuáles fueron los contenidos que más le gustaron. En caso de los marketplaces o sitios de e-commerce, ¡hasta se pueden medir las ventas que generó una acción!

Uno estudia para estar preparado y poder comunicar mejor. La práctica ayuda a afianzar esos conocimientos. Hay que permitirse aprender aún más para identificar qué funciona y qué no. Por eso, quise compartir con ustedes algunos de mis aprendizajes para que estén más preparados para triunfar.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here