qué es live streaming e-commerce

Por Israel Santiago
Presidente de LDM para México y América Latina

“Si el mercado digital y las formas de comerciar siguen evolucionando, hagámoslo también por las marcas y las formas de acercarlas a los consumidores”.

El comercio electrónico o e-commerce fue clave para la supervivencia y, en algunos casos, para el crecimiento sin precedentes de muchos comercios durante el último año y medio. Gracias a los avances tecnológicos, los comercios pudieron acercar su oferta hasta el interior de los hogares de manera ágil y amigable, mientras que los consumidores contaron con más formas seguras y cómodas de realizar sus compras y pagos.

Lo que para unos fue un reto sin precedentes para otros implicó una oportunidad mayúscula. En gran parte, la diferencia dependió del grado de transformación digital con que las empresas iniciaron el 2020 y su disposición o capacidad para acelerar o integrar esta evolución como una prioridad de negocios.

Así, el e-commerce, que ya mostraba una inercia de crecimiento importante para todo tipo de marcas, recibió un impulso sin precedentes.

Tan sólo en 2020 las ventas de comercio electrónico minorista en América Latina se estimaron en aproximadamente 85 mil millones de dólares, casi un 35% más que el año anterior a la pandemia. Se espera que esta cifra ascienda a unos 160 mil millones de dólares en 2025, con Brasil y México ocupando el 60% del mercado de comercio electrónico en la región.

La oportunidad es clara y el potencial mayúsculo aunque, como toda plataforma tecnológica, su evolución es rápida y hoy ya no es suficiente tener una página web ligada a un carrusel de pago. En otras palabras, no sólo es momento de incorporar las capacidades de comercio electrónico, sino de aprovechar las tendencias más efectivas que está brindando. El live streaming es uno de los formatos de contenido de más impacto y crecimiento actual.

El live streaming e-commerce se está implementando en China desde hace algunos años con grandes resultados y, a pesar de ello, se ha adoptado muy poco en América Latina. Este modelo usa el entretenimiento como recurso pero transmitiendo y generando una venta en vivo a través de plataformas digitales.

Un ejemplo reciente y exitoso es que en 2020 el comercio por live streaming generó más de 62 mil millones de dólares para la aplicación Taobao Live de Alibaba y se espera que supere los 78 mil millones en 2021.

Uno de los factores que hacen al live streaming e-commerce tan atractivo para el consumidor es que implica un testimonio directo y en tiempo real de los atributos del producto, lo que lo hace un escaparate digital de impacto y alcance sin iguales para las marcas.

Redes sociales más populares permiten hacer live streaming e-commerce

En línea con esta tendencia, las grandes plataformas como Facebook, YouTube, Tiktok e Instagram ya cuentan con la funcionalidad para insertar botones de compra de los productos mostrados a través de sus transmisiones. Incluso Amazon creó Amazon Live para poder hacer uso de esta tendencia, cuyo principal atractivo es que presenta una conversación donde se escucha y valora lo que los consumidores tienen que decir.

La mesa está puesta para que las marcas puedan consolidar su interacción y cercanía con las audiencias y amplifiquen sus resultados de negocios, al tiempo que se atrae a nuevos segmentos.

Que no nos quepa duda, el live streaming e-commerce es mucho más que una tendencia momentánea. Esta forma de mercadeo es y será fundamental para el éxito de aquellas marcas que están preparadas para el futuro. ¿Tu marca lo está?

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here