e-commerce en navidad

Por Marcos McCluskey
Country manager de Moova

El 2020 fue un año atípico. Pandemia, aislamiento y cuarentena fueron algunos de los factores que hicieron de este año algo distinto a lo que esperábamos. La sociedad debió aceptar la incertidumbre y aprender a convivir con un virus por momentos desconocido, y las medidas precautorias trajeron consigo nuevos comportamientos: el cine y el teatro se vieron reemplazados por entretenimiento online, los gimnasios por rutinas de entrenamiento online, la oficina por el home office y las compras, esenciales y no esenciales, debieron realizarse de manera remota.

Este cambio en la forma de realizar las compras tuvo un importante impacto en el e-commerce, una industria que venía en crecimiento pero que debido a la pandemia se encontró con un crecimiento exponencial nunca previsto, lo cual trajo una serie de desafíos inesperados: stock, atención al cliente, logística, medios de pagos, entre otros.

Nuestro rol como facilitadores de envíos de última milla se tornó fundamental durante todo el 2020, convirtiéndonos en aliados clave de cientos de comercios online y offline, a los que ayudamos a resolver sus entregas a través de nuestra tecnología. Acompañados por el boom del e-commerce, desembarcamos en México en julio de 2020 y desde ese momento el nivel de adhesión de los clientes es cada vez mayor.

El e-commerce es un rubro plagado de desafíos. Y a pesar de estar llegando al final del año, aún queda el desafío más grande. Para seguir con la tendencia, la navidad de este año también está cargada de incertidumbre, desde no saber cómo serán los festejos hasta no
saber si el consumo va a ser mayor o menor al año pasado debido a la crisis global que acompañó a la pandemia.

Pero hay algo de lo que estamos seguros y es que la navidad 2020 será un gran desafío para nuestra industria. Este evento en particular implica un gran aumento en las ventas durante un reducido lapso de tiempo y, a diferencia del resto de eventos como Hot Sale o el Buen Fin, el cliente tiene un deadline específico para recibir el producto. Y es que nadie quiere recibir un regalo el 26 de diciembre. Este nivel de exigencia, sumado a que este año se supone traerá mayores volúmenes de venta online, presentan un interesante desafío en la recta final del año.

Desde Moova nos preparamos a nivel regional para afrontar este evento de la mejor manera. Nuestras herramientas tecnológicas nos permiten prever los aumentos de demanda y de esta manera nuestro equipo de operaciones se asegura que la disponibilidad de Moovers sea acorde a la demanda. Por su parte, el equipo comercial se encarga de trabajar con cada cliente una estrategia de trabajo personalizada durante la semana previa a navidad para asegurar que los procesos fluyan y permitan acompañar el ritmo de la navidad.

Prevemos esta navidad un aumento de al menos el 300 por ciento en diciembre, sin contar los nuevos clientes que deberán volcarse a soluciones de este estilo para poder garantizar entregas exprés y lograr que sus productos funcionen como regalos navideños.

El 2020 fue un año plagado de desafíos y aún queda el más importante, pero estamos listos para afrontarlo.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here