cannabis en México

Ciudad de México.- En los meses anteriores se ha hablado mucho sobre la legalización del cannabis en México. Y aunque hoy el tema se centra en las posibles normas de esta despenalización, hay que recordar que en México el consumo de esta planta milenaria existe desde hace décadas de manera ancestral, medicinal, industrial, lúdica, etcétera, así como sus extractos derivados (THC Y CBD).

Los fines del uso del cannabis y sus derivados son: uso lúdico o recreativo para uso personal, para uso compartido entre quienes integran asociaciones, uso comercial, científico y de investigación en las áreas medica o farmacéutica y terapéutica.

Con la legislación, tanto empresarios como consumidores finales tendrán la oportunidad de hacer uso de la planta de manera formal, pues la iniciativa contempla que los hogares, por ejemplo, cuenten con hasta seis plantas de marihuana para consumo personal sin que haya sanciones.

“El proyecto de ley contempla la posibilidad de que se pueda tener la facultad de cultivar su propio cannabis, esto sin la necesidad de licencia o permiso”, es lo que se conoce por parte de Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados.

Esto, sin duda, fortalecerá a toda la industria y dará paso a nuevas invenciones en cuanto a herramientas, instrumentos, materiales, mecanismos y utensilios diseñados para el autocultivo y consumo del cannabis, lo que generará una excelente oportunidad en el campo para quienes prefieren cultivar que comprar, creará alternativas de sembrado o plantación al utilizar un espacio casero, mínimo y suficiente para “autocultivar” la planta y ayudará al crecimiento de la cosecha con herramientas multifuncionales.

Honeycomber, herramienta para el autocultivo del cannabis

Mientras se continúa gestionando la ley para la regulación del cannabis, ya existe un grupo de inversionistas a favor de la despenalización que ofrecen al público diversos productos para el autocultivo, consumo y derivados de esta planta milenaria.

Honeycomber es una novedosa herramienta de autocultivo sencilla y simple de usar, la cual entrena a la planta de cannabis, haciendo que ésta tenga un doble proceso de vida y produzca niveles más elevados de THC -su sustancia activa-.

Diseñado en Colorado, Honeycomber es una alternativa a los engorrosos scrogs, que a menudo necesitan una reconstrucción sustancial después de cada crecimiento.scrog Honeycomber
“Es una base de plástico con cuatro tubos que permiten ensamblar varios panales (hexágonos) que funcionarán como guía para que la planta pueda crecer de manera horizontal. Así se genera más brote y más producto. Le da más luz solar”, explicó Manuel Mondragón, director general de la compañía.

La distribución del follaje sobre una superficie plana y nivelada optimiza la absorción de la luz solar. Honeycomber es fácil de montar, ajustar, limpiar y mover. Funciona también para huertos orgánicos, empleándose en frutas y verduras que se acoplen al crecimiento de la estructura (jitomate, tomate, chile).

Tanto este como otros productos que incentivan el cultivo cuentan con una gran oportunidad de crecimiento. En el caso de Honeycomber, entre sus planes está extender su presencia a nivel internacional, contar con puntos de venta físicos y ampliar su gama de productos para aplicarlos a la planta de cannabis.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here