Doña Ángela mujeres poderosas 2020

Por Ferenz Feher
CEO de Feher Consulting

Una de las noticias más comentadas en días recientes fue, sin duda, el nombramiento de Doña Ángela, la cocinera youtuber del canal “De mi rancho a tu cocina”, como una de las 100 mujeres más poderosas de México. ¿Cómo es que una abuelita consiguió casi 3 millones de suscriptores en menos de un año? ¿Por qué es nombrada una líder?

El éxito, como lo he dicho en ocasiones anteriores, suele ser diferente para cada persona. Es algo tan complejo como simple. Para algunos puede ser tener una empresa, para otros tener el suficiente dinero en la bolsa o, si te quieres ver más romántico, la tranquilidad de salir de vacaciones sin que suene tu teléfono móvil con pendientes del trabajo.

En esta época de tantos cambios, el ser de una generación analógica que ha aprendido a manejar gadgets suele ser también un éxito sin precedentes. Pero tener un canal de cocina en YouTube con casi 3 millones de suscriptores en menos de un año y ser nombrada una de las 100 mujeres más influyentes del año es, sin duda, uno de esos logros que da gusto compartir.

Pero analicemos un poco las características que han convertido a Doña Ángela en uno de esos fenómenos sociales:

Hace unos días estuve presente en un webinar de Genaro Mejía, uno de los periodistas de medios digitales de negocios más reconocidos del sector. Él hablaba sobre la importancia de la imagen pública que una empresa o una persona tenía que mostrar en los medios (fueran digitales o no) y afirmaba que los estímulos visuales son los que ayudan a que confíemos o no en una persona.

En este sentido, la identidad visual de Ángela, su discurso y su espacio nos dicen algo que hace mucho no veíamos con tanta naturalidad en una persona: su honestidad nos gana.

Otro punto importante a señalar es la capacidad de crear nostalgia. Todos o la mayoría de nosotros tuvo un abuelo o abuela que se esmeraba en preparar comida como ella. La espontaneidad de sus frases, hechas como si fueran un eslogan publicitario, dan ese sentimiento de nostalgia absoluta, de cuando éramos más jóvenes y veíamos a la abuela o
al abuelo cocinando en el fogón… una imagen que, en retrospectiva, hace añorar esos días.

En un mundo lleno de influencers, que por mucho sirven de mal ejemplo, es gratificante encontrarse con la honestidad de una abuelita que con dedicación cocina diariamente para su “viejo” y para toda su familia. La mujer subió su primer video en agosto de 2019 y en un mes ya tenía más de 800 mil suscriptores.

Poco tiempo después, y con el furor de su canal, algunas notas sin sustento o con fuentes oficiales advirtieron que Doña Ángela era maltratada por sus hijos, quienes le exigían que grabara los videos. Con la misma humildad y honestidad que la caracterizan, salió a desmentir los rumores, ganándose –de nueva cuenta- el corazón de sus fans y mucho más reconocimiento.

Hoy cuenta con más de 12 millones de reproducciones, algo que ni en sueños se imaginaba, pues se sabe que el 51 por ciento de las personas mayores de 70 años no entran a YouTube, y precisamente la mayoría de sus seguidores son adultos que con nostalgia recuerdan su infancia o juventud con sus abuelos del campo.

Doña Ángela es un fenómeno social que aún no se encuentra tan desgastado y que da justo en las emociones, en la identificación de uno mismo en otra persona. Por lo pronto, Doña Ángela puede decir que es exitosa, no porque su canal monetice miles de pesos ni por haber sido incluida en la lista de las “100 Mujeres Poderosas 2020” de la revista Forbes. Tampoco lo es por promover la cocina rural con ingredientes del campo y ser una influencia gastronómica. No. Doña Ángela es exitosa porque por primera vez, a sus 69 años, conoció el mar con su esposo, su hija y sus nietos. Y todos fuimos parte de ese éxito cuando la vimos feliz, con sus pies en la arena… descansando.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here