Estados Unidos.- Una de las marcas que ha sacado provecho del BendGate -que evidencia la “facilidad” con que se dobla el iPhone 6 al guardarlo en el bolsillo- es Samsung, que para mofarse aún más de su acérrimo competidor se dio a la tarea de desarrollar un trasero robot para medir la resistencia del Galaxy Note 4 y así ironizar el “defecto” del smartphone de Apple.

Algunos expertos en tecnología han asegurado que este fenómeno es natural dado el material con que está fabricado el iPhone 6 -en su mayoría de aluminio-; otros defienden a la empresa de Cupertino al afirmar que se necesita aplicar bastante fuerza para conseguir que el dispositivo se doble. Sin embargo, estos argumentos no son suficientes para Samsung, que continúa “echando sal a la herida” con el lanzamiento de un video en el que aparece el glúteo robótico poniendo a prueba la calidad de los materiales de la nueva phablet de la firma surcoreana.

El video se publicó a principios de octubre a través de Samsung Tomorrow -el blog oficial de la compañía asiática- y en él se puede apreciar cómo el derrière se sienta encima del gadget y lo presiona usando distintos pesos y velocidades, desde un peso “ligero” de 25 kilogramos hasta un Gluteus Maximus, equivalente a 100 kilogramos. Con este test la empresa demostró la capacidad del Galaxy Note 4 de soportar estos kilos gracias a su estructura de metal, su soporte de magnesio y porque las distintas partes de la carcasa están sujetadas unas a otras.

Sigue a The markethinkmx y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here