Por Lucía Maldonado
Ejecutiva del área comercial de Property PR
Twitter: @propertyprmx

Hablar de las relaciones públicas como parte fundamental en la consecución de los objetivos de una organización nunca fue tan importante hasta que se conocieron sus enormes ventajas.

En la antigüedad, la disciplina de las relaciones públicas era valorada y puesta en práctica únicamente por firmas transnacionales, ya que el resto no había llegado al punto de descubrir su esencia como parte fundamental de la organización. No obstante -y afortunadamente-, este concepto se ha ido impregnando cada vez más en la cultura organizacional al grado de relacionarse directamente con el éxito o el fracaso de una empresa.

Incuestionablemente, uno de los principales retos que enfrentan los empresarios actuales es integrar su marca en la vida de su mercado meta debido, en primera instancia, a la fuerte y constantemente creciente competitividad. En efecto, hablar de globalización no se limita precisamente al aspecto económico; la transformación de las organizaciones para sobrevivir ante esta competencia es también un factor indispensable.

Antes de resaltar los beneficios que las relaciones públicas conceden a todo corporativo, es preciso mencionar a qué nos referimos cuando abordamos el tema de esta rama de la comunicación. Y es que aún existe la necesidad de explicarlo debido a que la mayoría de las empresas mexicanas suelen confundirlas con otras asignaturas como, por ejemplo, la publicidad.

Así pues, se define a las relaciones públicas como “el conjunto de acciones estratégicas orientadas a crear y mantener una imagen sólida y respetable de la empresa, tanto interna como externamente”.

Lo anterior se logra, principalmente, enviando mensajes positivos de la organización, es decir, hablando de todo aquello que la hace distinta a las demás (logros, premios, reconocimientos, actualizaciones o cualquier tipo de valor agregado), así como recopilando información de sus clientes: conocer sus gustos, necesidades, intereses, opiniones, etcétera.

Ahora bien, una de las más valiosas ventajas de las relaciones públicas es que le permiten a la firma obtener una evaluación de la opinión pública sobre su imagen corporativa, productos y servicios. También mantienen y aumentan la comprensión, la simpatía y el apoyo de su público, o sea, hacen concordar las orientaciones de la firma con las de su mercado de modo que el vínculo entre ellos sea real.

Conviene resaltar que la mayor ventaja que las relaciones públicas proporcionan es que el mensaje está estrictamente enfocado en el público de interés, haciendo que cada reproducción sea una inversión inteligente. Todo esto se logra a través de una importante reducción en la inversión de publicidad y se refleja posteriormente en un valioso retorno de inversión, es decir, resulta menos costoso y más eficiente contratar relaciones públicas que anuncios publicitarios.

De hecho, una diferencia significativa entre publicidad y relaciones públicas es que cualquiera que cuente con los recursos económicos puede comprar publicidad, mientras que las relaciones públicas tienen que ser “merecidas” por el desempeño de la empresa. Asimismo, la primera transmite el mensaje de “compra este producto”, mientras que la otra el de “esto es importante”.

En definitiva, la relevancia de las relaciones públicas se traduce en la generación de un importante vínculo entre la empresa y su consumidor, generando además una imagen positiva y fuerte promoción de la organización, lo que da pie a un clima favorable para las ventas.

Para concluir, es preciso hacer una reflexión sobre ¿cuánto nos podría beneficiar o perjudicar una noticia que hable positiva o negativamente de nuestra empresa en un medio? Para evitar situaciones de crisis espontáneas, es preferible contar con un profesional de RP para que mantenga esa mancuerna con periodistas, bloggers, influencers o embajadores de marca; de lo contrario, las organizaciones que no son capaces de adaptar su estrategia de comunicación a las nuevas y cambiantes condiciones de los mercados muy probablemente irán perdiendo competitividad y credibilidad, dejando en riesgo su prolongada existencia.

Sigue a The markethink y entérate de los temas más actuales y sobresalientes de la industria


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here